POLÍTICA
08/06/2019 12:14 CEST | Actualizado 08/06/2019 12:36 CEST

Iglesias insiste en entrar en el Gobierno: "Toca inaugurar una nueva cultura política en España"

El líder de Podemos interviene ante el Consejo Ciudadanos. Reconoce que los resultados del 26-M fueron "muy decepcionantes" pero evita hablar de la destitución de Echenique.

“Muy decepcionantes”. “Muy malos”. “Llamativos”. “Un retroceso más que notable”.

Sin paños calientes, Pablo Iglesias, líder de Podemos, ha analizado los resultados de las elecciones municipales y autonómicas del pasado 26 de mayo ante el Consejo Ciudadano Estatal de la formación, que ratificará la destitución del gran damnificado de estos comicios, Pablo Echenique, como secretario de Organización y su sustitución por Alberto Rodríguez.

En su intervención en abierto (la reunión continúa a puerta cerrada con la intervención de los líderes regionales y demás miembros del Consejo), Iglesias ha reconocido que los malos resultados del 26-M no se circunscriben a los territorios. “Es un problema de todos, que tiene que ver con nuestras dificultades para convertirnos en referentes territoriales”, ha dicho. 

Aun así, Iglesias ha valorado que todavía tienen opciones de entrar en algunos gobiernos regionales y los “espectaculares” resultados de Kichi en Cádiz y de Ada Colau en Barcelona. 

Sin embargo, en su intervención pública Iglesias no ha hecho mención al cese de Echenique como secretario de Organización, ni a la petición, por parte de exlíderes de la formación como Ramón Espinar, de la convocatoria de un nuevo Vistalegre. 

“No vamos a pedir nada que no nos corresponda”

Lo que sí ha hecho es insistir en que Podemos tiene que estar en el Gobierno que salga tras la investidura de Pedro Sánchez como jefe del Ejecutivo.

“No vamos a pedir nada que no nos corresponda”, ha dicho Iglesias, quien, aun así, cree que “toca inaugurar una nueva cultura política en España” basada en “transigir, ponerse de acuerdo y dialogar”. 

El líder de Podemos considera que la única forma de hacer cumplir políticas progresistas es estar dentro del Ejecutivo. “Hemos aprendido que las políticas se cambian desde el Gobierno y que los acuerdos programáticos son papel mojado. No hay mecanismos que obliguen a un Gobierno a cumplirlos”, ha afirmado. 

Hemos aprendido que las políticas se cambian desde el Gobierno y que los acuerdos programáticos son papel mojado

Así, Iglesias ha enumerado una serie de medidas económicas que planteará a Sánchez en la negociación para la investidura, entre las que caben destacar inversiones “verdes” (medioambientales) y “moradas” (feministas) “para reforzar al país” en caso de una posible crisis por la guerra comercial entre EEUU y China. 

También reclamará el fin de la precariedad laboral, acabar con los fraudes laborales y modificar las reformas laborales; así como una renta mínima de 600 euros y una subida de impuestos a las rentas más altas (a partir de 100.000 euros). 

ESPACIO ECO