POLÍTICA
04/01/2020 17:02 CET | Actualizado 04/01/2020 17:28 CET

Iglesias ya ejerce de 'vice': "Sí se puede. Adelante, presidente"

El nuevo Gobierno proclama que España debe convertir en un ejemplo para Europa y todo el mundo.

EFE
Iglesias y Sánchez

De la puerta del Sol, rozando ya La Moncloa. Pablo Iglesias (Unidas Podemos? ha subido a la tribuna durante el Pleno de investidura de Pedro Sánchez con un tono ya de ‘vice’: “Adelante, presidente”, le ha dicho al final.

Lejos queda ya aquel Iglesias que hablaba de la cal viva y que despreciaba intelectualmente a Sánchez. Hoy hacen piña para lograr en estas jornadas el primer Gobierno de coalición desde la II República.

Ahora la visión de Sánchez es “correcta”, según ha reconocido. Compartiendo que la nueva etapa que abren deber ser de avances sociales y democráticos. “Las cosas no salen a la primera”, ha añadido rememorando el fatídico mes de julio.

Con protagonistas en segunda fila a los que ha querido mencionar al principio: los socialistas María Jesús Montero y Félix Bolaños y los ‘morados’ Pablo Echenique e Ione Belarra. Pero, sobre todo, la arquitectura del acuerdo pertenece, ha admitido, a los movimientos sociales.

En una frase que puede causar más polémica ha subrayado “la profundidad de las convicciones democráticas” de algunos políticos catalanes presos y “en el exilio” por el procés y ha agradecido que hayan trabajado desde la cárcel por el acuerdo,

El próximo Gobierno PSOE-UP, ha dicho, debe acostumbrase a la crítica y a la presión de los movimientos sociales para hacer las cosas bien. Se va una etapa de “corrupción” y de recortes durante la última década por la torpe gestión de la derecha, a su juicio.

 

Pero ha ido a los orígenes de UP y ha recordado que también ha sido una década esperanzadora por el nacimiento del 15-M y el movimiento de la Puerta del Sol (además de las mareas y el movimiento feminista).

“Nos dijeron sí se puede y el próximo Gobierno tiene la obligación de convertirlo en políticas pragmáticas”, ha proclamado con solemnidad: combinando la experiencia del PSOE con la valentía de UP. Todo ello para convertirse en un ejemplo para Europa y todo el mundo, ha vaticinado. 

“Más Galdós, menos Pérez Reverte”

Y ha tenido palabras, más duras pero educadas, con la “derecha, ultradererecha y la ultra ultraderecha”. A Casado le ha agradecido irónicamente que citara a Benito Pérez Galdós, que primero fue republicano y luego socialista. “Más Pérez Galdos y menos Pérez Reverte”, ha apostillado.

Santiago Abascal no estaba en el Congreso durante la intervención de Iglesias. pero ha comentado el morado que la Justicia social que va a implantar el Ejecutivo de coalición es la mejor vacuna contra la extrema derecha.

Y ha enfatizado en la parte social y en los derechos, lanzando esta frase a Javier Maroto (PP) en relación al matrimono homosexual y su boda con su marido: ¿Se imagina no haberse podido casar con quien le diera la gana?

Lanzando que el discurso “antiEspaña” que siembra la derecha es el de la “dictadura”.

Photo gallery La investidura de Pedro Sánchez See Gallery

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST