POLÍTICA
11/06/2019 12:14 CEST | Actualizado 11/06/2019 14:14 CEST

Iglesias y Sánchez negociarán un “gobierno de cooperación" progresista

“Para nosotros es clave un gobierno plural centrado en la justicia social”.

AFP

Cara a cara. El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se han visto este martes en el Congreso de los Diputados. El resultado final del encuentro: intentar llegar a un Gobierno de “cooperación”.

Del vocabulario ha desparecido ya la palabra “coalición”: ahora toca empezar a negociar en las próximas semanas discretamente con un ‘morado’ que quiere seguir entrando en el Ejecutivo -aunque no ha precisado nombres ni departamentos- y un socialista que prefiere dar entrada a independientes que a políticos del otro partido. Tocarán en los próximos días precisar qué significa ese Ejecutivo de “cooperación”, del que no se han dado pistas concretas.

“Convenimos en que hay una mayoría progresista”. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha comparecido ante los medios, tras su reunión de una hora y veinte minutos con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para pedir su apoyo a la investidura.

Iglesias ha afirmado que a partir de ahora van a comenzar reuniones más discretas para concretar un “Gobierno de cooperación progresista”: “Para nosotros el nombre es lo de menos, la clave un Gobierno plural centrado en la justicia social”, ha defendido Iglesias, quien ha calificado de “positivo” el tono de su encuentro con Sánchez.  

 

Según el líder de la formación morada, no se ha hablado de vetos “a nadie”: “Vemos como la derecha se pone de acuerdo en cinco minutos para gobernar y sería decepcionante que nosotros no lo consiguiéramos”, ha concretado. 

En este sentido, Iglesias ha confiado en que “habrá un Gobierno en España pronto”: “Veo dos posibilidades, una, que Sánchez negocie con Rivera o Casado un acuerdo de investidura vía abstención, o dos, negociar un Gobierno con nosotros”.

“Creo que Sánchez no me miente y que quiere un Gobierno con nosotros”, ha sentenciado.

El PSOE busca un “Gobierno de cooperación” y no precisa reparto

Posteriormente, la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, ha destacado la “voluntad de acuerdo” entre las izquierdas mostrada en la reunión y ha insistido en la búsqueda de un Gobierno de “cooperación” -no ha querido decir coalición-.

EFE

Su versión es que Sánchez e Iglesias han quedado en “buscar fórmulas para buscar un Gobierno de cooperación”. Eso se traduciría, en sus palabras, en un Ejecutivo “plural, abierto, integrador, incluyente, representativos de las distintas sensibilidades y con personalidades referentes en distintos ámbitos”.

En esto van a trabajar en las próximas semanas de manera más discreta. Lastra no ha querido precisar qué significa exactamente esa “cooperación” y ha dicho que pueden ser innovadores en la fórmula. Preguntada directamente si habrá ministros de Podemos, no ha contestado y ha dicho que hoy no se ha hablado de nombres.

Ha diferenciado que un Gobierno de coalición es algo cerrado, mientras que uno de cooperación permite ser más novedoso. Además, ha recordado que no les dan los números a PSOE y Podemos.

Esta fórmula podría servir para atraer a otros partidos para la investidura. Por ejemplo, Coalición Canaria ha dicho que no apoyará a Sánchez si hace un Gobierno con Unidas Podemos

Hasta el momento, el PSOE había insistido en hacer un Gobierno con miembros de su partido y algún independiente de la órbita de izquierdas. Iglesias había reclamado entrar en el Ejecutivo con ministerios sociales, pero hoy ni siquiera ha precisado esos ministerios y los nombres en la rueda de prensa.

Sánchez se resiste a que haya ministros de Podemos

Tras esta reunión, fuentes socialistas han explicado a Efe que que Pedro Sánchez se sigue resistiendo a dar entrada en el Gobierno a miembros de Unidas Podemos y por el momento la opción que ve más viable es que profesionales independientes del entorno de esa formación formen parte del Ejecutivo.

En el PSOE se muestran satisfechos con que al menos éste haya accedido a explorar la fórmula de un Gobierno de cooperación y ya no hable de Gobierno de coalición.

Según las fuentes, en otros grupos parlamentarios cuyos apoyos necesita Sánchez para su investidura no quieren que Iglesias u otros miembros destacados de la formación morada estén en el Gobierno.

Además entre los socialistas ha sentado mal que Unidas Podemos en los últimos días haya estado hablando de nombres concretos para su ansiado gobierno de coalición.

Desde la dirección del PSOE recalcan que Sánchez no se niega a dar entrada a profesionales independientes vinculados al partido de Iglesias y aseguran que el presidente no ha hablado con éste de nombres en su encuentro de hoy.

Otras fuentes socialistas apuntan a que la fórmula de cooperación que Sánchez se ha comprometido a explorar con Iglesias podría llegar a que esos independientes de la órbita morada ocupasen algunas secretarías de Estado, incluso algún ministerio “desgajado” de otro.

Ponen como ejemplo un eventual Ministerio de Vivienda, separado en su caso de Fomento.

Según las fuentes, la negociación para el gobierno de cooperación está aún en una fase precaria y la intención de Sánchez es ir desbrozando el camino en las próximas reuniones con Iglesias.

 

PULEVA PARA EL HUFFPOST