POLÍTICA
07/07/2020 14:47 CEST | Actualizado 07/07/2020 15:54 CEST

Iglesias, sobre Vallés: "La crítica es una cosa normal y propia de las democracias"

El vicepresidente argumenta que es "legítima" la crítica al poder mediático y lo diferencia de "señalamientos".

 

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha asegurado este martes que la crítica al poder mediático “es tan legítima como al poder político” y la ha diferenciado del “señalamiento” (que es “otra cosa”) como ha pasado en actos de Vox con periodistas como Ana Pastor o Cristina Fallarás.

Iglesias se ha pronunciado en estos términos en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros después de varios días de polémica por las declaraciones de dirigentes de Podemos contra Vicente Vallés (Antena 3) y las cloacas del Estado por intentar, en su opinión, que UP no estuviera en el Gobierno, dentro del marco del caso Dina.

Preguntando concretamente sobre Vicente Vallés, Iglesias ha indicado que no comparte las cosas que le han dicho al periodista en las redes y que no se identifica con ellas.

Pero ha comentado que hay que “naturalizar” que en una democracia cualquiera que tenga presencia y responsabilidad en una empresa de comunicación está “sometido a la crítica y al insulto”. Teniendo el derecho, ha proseguido, de poder denunciarlo cuando se “vaya de madre”.

A lo que ha añadido: “Pero es normal que en una sociedad democrática se produzcan críticas”. “La crítica es una cosa normal y propia de las democracias”, ha reiterado Iglesias.

Ha diferenciado además las críticas de los señalamientos a los periodistas como los que, según ha dicho, “por desgracia han ocurrido en este país” en los mítines de Vox o por dirigentes como el actual portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto.

Preguntada también por este asunto, la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha asegurado el respeto del Gobierno a los medios de comunicación como “vertebradores” del país.

Según Montero, “no hay ninguna duda” al respecto como, en su opinión, lo demuestran las más de 200 ruedas de prensa ofrecidas y las más de 1.600 preguntas contestadas durante la pandemia.

Por otra parte, Iglesias ha defendido que hay una serie de “hechos contrastados” que “no admiten discusión en el caso Dina, sobre el robo del móvil a una exasesora de Podemos.

Según ha relatado, son hechos “incontrovertibles” que a Dina Bousselham le robaron el teléfono en 2015, que una copia de la tarjeta apareció en el ordenador del excomisario José Villarejo y que éste se iba a reunir con varios periodistas.

También, que Villarejo declaró haber entregado una copia de la tarjeta a agentes de la “policía patriótica”, cuya existencia durante el Gobierno del PP certificó una comisión de investigación, y que además había copias en varias redacciones periodísticas.

“A partir de aquí, es bastante evidente que en este país se ha atacado a mi formación para evitar que intentáramos entrar en el Gobierno”, ha concluido. 

 

 

(Noticia en ampliación) 

Photo gallery 21 cosas que no sabías de Pablo Iglesias See Gallery