NOTICIAS
15/07/2019 12:11 CEST | Actualizado 15/07/2019 13:09 CEST

Casillas se retira y pasa a formar parte del staff directivo del Oporto

Tras el infarto de miocardio que sufrió durante un entrenamiento el pasado 1 de mayo.

EFE

El portero español más laureado, Iker Casillas, leyenda del Real Madrid, del Oporto y de la selección española, anunció este lunes que concluye su carrera profesional y formará parte del staff directivo del Oporto, debido al infarto de miocardio que sufrió durante un entrenamiento con el club portugués el pasado 1 de mayo.

Desde ese día, han corrido ríos de especulaciones en torno al portero español, uno de los artífices del Mundial que ganó España en Sudáfrica 2010. 

 

Muchos especialistas ponían en duda la continuidad del cancerbero como futbolista en activo, ya que un infarto de miocardio requiere reposo y el proceso de recuperación es lento.

Además, tras ser sometido a un cateterismo y a la colocación de un stent (mecanismo para recuperar arterias obstruidas), su continuidad como portero era muy complicada, ya que se trata de un deporte de élite en el que los golpes pueden poner en riesgo su vida.

Desde el primer momento, los responsables médicos del Oporto no valoraron su continuidad como portero, aunque sí aseguraron que el guardameta no tendría secuelas, ya que fue atendido como mucha rapidez y eficacia.

20 de marzo

Desde el 20 de marzo pasado, Casillas ha vivido una concatenación de hechos que han marcado el devenir del madrileño.

Ese día, con enorme expectación mediática, el portero y el presidente del Oporto anunciaban la renovación de Iker Casillas por otro año, por lo que estaría vinculado al club de los dragones hasta el verano de 2020, con posibilidad de ir prorrogando año a año.

Ya se hablaba de que, al margen de ser uno de los guardametas con mejores números, también se convertiría en uno de los veteranos bajo palos, ya que podría llegar a los 40 en activo.

En su cuarta temporada en activo con el Oporto, después de dejar el Real Madrid, Casillas tenía números en la campaña 2018-2019 que lo colocaban entre los mejores porteros de las principales ligas europeas e, incluso, su vuelta a una convocatoria de la selección no era nada descabellado.

Sin embargo, el 1 de mayo, en la recta final liguera, cuando pugnaban por el título con el Benfica, Casillas sufrió el infarto y dijo adiós al resto de temporada.

Diecinueve días después, el 20 de mayo, Casillas celebró su 38 cumpleaños sin apenas protagonismo y con un extraño mensaje en sus perfiles sociales que rezaba: “Este no ha sido un gran cumpleaños”.

Tras la frase se escondía la operación a la que había sido sometida su pareja, la periodista Sara Carbonero, a la que le habían detectado un tumor maligno de ovario y cuya noticia trascendió el 21 de mayo.

En las últimas semanas se ha especulado mucho sobre el posible sucesor del guardameta, primero con el costarricense del Real Madrid Keylor Navas y, más tarde, con el italiano Buffon, actual guardameta, amigo personal de Casillas.

La época dorada

Lo cierto es que la memoria de Casillas concentra la época dorada de la selección española y la historia reciente más exitosa del Real Madrid.

Con un Mundial y dos Eurocopas como capitán de la selección española en sus vitrinas, además de tres Ligas de Campeones y cinco Ligas con el Real Madrid, Casillas dejó la capital de España en el verano de 2015 tras su tensa relación con el técnico Mourinho, por lo que fue recibido como un héroe en el club del Oporto.

Es el jugador de los récords: veinte temporadas consecutivas jugando la Liga de Campeones; es el que más partidos ha disputado en esta competición, con 176; y con 19 años y cuatro días se entronizó como el portero más joven en jugar y ganar una final de la Liga de Campeones, un registro que aún no ha superado ningún guardameta.

Ha sido incluido hasta en cinco ocasiones en el Once Mundial FIFA y fue elegido otras cinco veces mejor portero del mundo.

Su trayectoria deportiva también ha sido reconocida con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid y la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo.

Su experiencia en el mundo del fútbol y sus buenos consejos, muy agradecidos entre los compañeros con los que ha compartido vestuario, será válida a partir de ahora en el “staff” del Oporto, con el que estará vinculado durante el próximo año. 

Photo gallery Casillas, la desolación hecha portero See Gallery
Photo gallery Los reyes y los Casillas-Carbonero, en Portugal See Gallery