VIRALES
21/09/2020 14:18 CEST | Actualizado 21/09/2020 17:49 CEST

La historia de cómo se hizo esta foto, que lleva 10.000 retuits en menos de un día

Mientras un niño mira desilusionado el cierre de su tobogán, al fondo se ve una terraza llena.

Rocío López
La imagen viral del pequeño Rafa.

El pequeño Rafa, de tan solo tres años, mira triste y desilusionado como han precintado su tobogán en un parque de Valencia. Al fondo, se puede ver una terraza llena de clientes, muchos sin mascarilla y con la distancia de seguridad cogida por los pelos. 

La foto fue tomada en un parque de Valencia este domingo por Rocío López, la madre del menor, y difundida en Twitter por su amigo David Aguilera. La publicación de este último ha conseguido impactar a la red social: en menos de un día ya ha superado los 10.000 retuits y 20.000 me gusta.

No solo la Comunidad de Madrid ha cerrado los parques infantiles para tratar de frenar el crecimiento de contagios por coronavirus. El Ayuntamiento de Valencia también ha tratado de contener el incremento de casos cerrando estos espacios.

López, como multitud de expertos, no encuentra una explicación a estas medidas: “Han precintado los columpios infantiles, pero las terrazas están llenas y en los mismos parques las maquinas de ejercicios están operativas. Solo los columpios. Es algo que me llama la atención”.

Cuando el pequeño Rafa, que ha empezado el colegio este año, vio que no podía subir a su tobogán favorito, le preguntó a su madre, con cara de tristeza, si era debido al coronavirus. Le dijo que sí.

“Me sabe mal cómo explicarle al niño que sí que puedes estar tomando algo sin mascarilla tranquilamente y no jugando, cuando enseguida que baja del parque se lava las manos y se desinfecta”, se resigna López, que trabaja como pediatra en un hospital de Valencia.

Esta sanitaria cita estudios científicos que se han publicado con evidencias de que la transmisión en el exterior es mucho menor a la que puede haber en espacios cerrados, como el interior de un bar. “Además, se ha visto que los niños contagian menos”, añade.

López reconoce no tener muchas esperanzas de que los vuelvan a reabrir pronto, especialmente ahora con la llegada de otros virus respiratorios y la posible confusión entre uno y otro.

“Vemos que el invierno va a venir agobiante porque con cualquier síntoma de tos, fiebre, etc hay que hacer PCR a toda una clase y mantener en aislamiento hasta el resultado. El problema será cuando se junte la gripe y el resto de virus respiratorios, pueden ser unos meses un poco caóticos”, concluye.

Rafa espera ya con todas las ganas del mundo volver a disfrutar con sus amigos tirándose por su tobogán favorito. 

Photo gallery El metro de Madrid, a reventar en pleno repunte de la pandemia See Gallery

NUEVOS TIEMPOS