TENDENCIAS
14/05/2019 10:01 CEST | Actualizado 14/05/2019 13:00 CEST

Iñaki Williams levanta envidias con las respuestas a las preguntas del dinero y follar en 'La Resistencia' (Movistar +)

Que tiemble Piqué.

Movistar +

El futbolista del Athletic de Bilbao, Iñaki Williams, llegó preparado a La Resistencia, el programa de David Broncano en Movistar +. Nada más llegar, el jugador del conjunto bilbaíno soltó las dos respuestas clásicas del programa: cuánto dinero tienes y cuánto has follado en el último mes.

“Yo voy de cara. Soy de Bilbao, echado para delante”, empezó diciendo nada más sentarse en el sofá, interrumpiendo al presentador, que intentaba presentarle el cuestionario que había preparado. “Tengo entre cinco y diez millones y follo cuatro veces por semana”, soltó el vasco.

“Esto es la primera vez que pasa”, resaltó Broncano, incrédulo ante lo que acababa de hacer el futbolista. “No es ni un contraataque, es un ataque directamente. Es como el Barça de Guardiola, que antes de empezar ya estaba en su área”, bromeó el jienense.

El presentador aprovechó el dato del futbolista —que renovó su contrato con el club en 2018 con una cláusula de 108 millones de euros— para colocarlo en el top 5 de famosos que han visitado el programa.

“Está Piqué, que es el primero; el batería de Pink Floyd, que no dijo lo que tenía, pero tenía un coche de 40 millones; Mendieta, que dijo 30 millones; Resines, que tenía 12...”, repasó el presentador y situó al delantero como el cuarto o el quinto con más dinero.

 

A pesar de la buena situación de la que goza el futbolista, se sinceró sobre la difícil historia que tuvieron que vivir sus padres, que emigraron de Ghana a España.

“Mis padres hicieron un trayecto bastante largo: cruzaron el desierto andando, llegaron a la frontera, a Melilla, y saltaron la valla”, contó Williams. “Más pequeña que la de ahora, ¿no?”, le interrumpió Broncano. “Sí, para que la salte mi madre...”, bromeó el delantero bilbaíno. Según relató, una vez que cruzaron la frontera, un cura llamado Iñaki les ayudó y les llevó a Bilbao.

“Por eso me llamó yo Iñaki, me bautizó y es mi padrino”, detalló el futbolista.

EL HUFFPOST PARA IKEA