TENDENCIAS
14/05/2019 08:53 CEST

Iñárritu, Bardem y una horda de zombis suben el telón del Festival de Cannes

Todas las miradas están puestas en Pedro Almodóvar y su 'Dolor y Gloria'.

Reuters

Una comedia de zombis, protagonizada por Bill Murray, Adam Driver y Tilda Swinton, abrirá este martes el Festival de Cannes, después de que Javier Bardem y Charlotte Gainsbourg den el pistoletazo de salida de esta edición cargada de pesos pesados del séptimo arte.

En total, 21 filmes competirán por la codiciada Palma de Oro, otorgada por un jurado presidido por el oscarizado cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu.

El español Pedro Almodóvar es uno de los grandes nombres del certamen. Con Dolor y gloria, protagonizada por Antonio Banderas y Penélope Cruz, aspira por sexta vez al máximo galardón. La película, la más introspectiva de su filmografía, ya ha sido estrenada en España, donde ha cosechado gran éxito.

Además, el actor francés Alain Delon recibirá una Palma de Oro honorífica por su carrera, un premio objeto de protestas por parte del grupo feminista Mujeres y Hollywood que le acusa de declaraciones “racistas, homófobas y misóginas”. En internet, también se lanzó una petición en contra de esta distinción.

Una competición de pesos pesados

El estadounidense Jim Jarmusch será el encargado de abrir el certamen, con Los muertos no mueren, que cuenta en clave de comedia cómo los muertos de una pequeña localidad salen de sus tumbas para atacar salvajemente a los vivos. Chloë Sevigny, Steve Buscemi, Danny Glover, Iggy Pop, Selena Gomez y Tom Waits completan el espectacular reparto.

Destacada figura del cine estadounidense independiente, Jarmusch es un asiduo de La Croisette, donde en 1984 se alzó con la Cámara de Oro por Extraños en el paraíso y en 2005 con el Gran Premio por Flores rotas.

Su compatriota Quentin Tarantino, otro gran habitual de la muestra, presentará su esperada Érase una vez... en Hollywood. La cinta, incluida en la selección en el último momento, recrea Los Ángeles de 1969 y está protagonizada por Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, que actúan por primera vez juntos.

Entre los candidatos al máximo galardón figuran auténticos pesos pesados del séptimo arte, como el estadounidense Terrence Malick y su A Hidden Life, ambientada en la Segunda Guerra Mundial, y el británico Ken Loach y su drama social Sorry we missed you.

Los hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne, que como Loach tienen dos Palmas de Oro a sus espaldas, competirán con El joven Ahmed.

De los 21 filmes en liza, cuatro han sido realizados por mujeres, entre ellas la austriaca Jessica Hausner y la franco-senegalesa Mati Diop, la primera directora negra que compite por la Palma de Oro en la historia de la muestra.

Además de Almodóvar, la otra película iberoamericana en la carrera por la Palma de Oro es Bacurau, dirigida por los brasileños Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles y que cuenta con Sonia Braga en su reparto. Se trata de una película de terror ubicada en un pueblo del interior de Brasil, una temática muy diferente a la de Aquarius, también con Braga como protagonista y con la que Kleber Mendonça compitió en Cannes hace tres años.

Una alfombra roja de lujo

Si los directores de renombre copan el programa del festival, la alfombra roja y sus estrellas centrarán todas las miradas. Entre intérpretes y cineastas, La Croisette acogerá este año a varios gigantes del mundo de la música, como el británico Elton John, que presentará un documental sobre su vida, Rocketman, y el cantante de U2, Bono, con el documental 5B sobre la lucha contra el sida.

Y otro astro, pero esta vez del mundo del fútbol, se colará también en el certamen. El legendario Diego Maradona desfilará por la alfombra roja para presentar el documental del británico Asif Kapadia sobre sus años gloriosos con el Nápoles. La estrella argentina ya estuvo en Cannes hace 10 años, con motivo de otro documental que el director serbio Emir Kusturica le consagró.

TAMBIÉN EN EL HUFFPOST
Photo gallery Madrid de Almodóvar Copy See Gallery