NOTICIAS
17/07/2021 11:27 CEST | Actualizado 17/07/2021 19:09 CEST

Un incendio en Girona obliga a evacuar a 350 personas

La unidad científica de los Mossos analiza el ADN del cigarrillo que pudo provocar las llamas que llevan 500 hectáreas calcinadas.

Quique Garcia / EFE
El incendio de Girona quema 500 hectáreas y obliga a evacuar a 350 personas

Un incendio declarado este viernes en el parque natural del Cap de Creus ha obligado a evacuar a 350 personas de los municipios de Llançà y Port de la Selva. Las llamas han arrasado ya 500 hectáreas, 410 de ellas en terreno forestal, según han explicado los responsables del dispositivo de emergencias. 

Las autoridades han iniciado la investigación del origen del fuego. La principal hipótesis que se baraja es la de una colilla de un cigarrillo mal apagado. Los agentes de la unidad científica de los Mossos d’Esquadra están analizando la colilla, en busca de restos de ADN, para identificar a la persona que supuestamente lanzó la colilla por la ventanilla de un coche. En caso de encontrar restos genéticos, los compararán con los de personas fichadas en bases de datos policiales para intentar identificar a la persona.

Horas cruciales

La previsión meteorológica es la de que en los próximas horas suba la humedad del ambiente y haga menos viento, lo que para los equipos desplegados es “una ventana de oportunidad para apagar algunos focos”. Así, los Bomberos de la Generalitat esperan “dar por estabilizado algún sector” del incendio durante la madrugada de este sábado al domingo.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha enviado tres aviones y un helicóptero más para el dispositivo de apoyo a las tareas de extinción del incendio, sumando en total 11 vehículos enviados.

Bomberos heridos

Por el momento se han registrado cinco heridos leves entre los equipos de emergencias, con cuatro bomberos y un profesional forestal afectados. Con la salida del sol los medios aéreos han comenzado a trabajar de nuevo, pero durante la noche el fuego ha permanecido activo y se ha abierto en su flanco derecho.

Además de los 350 evacuados, con 231 personas acogidas en instalaciones del ayuntamiento de Port de la Selva, otras en las de LLançà y algunas que han optado por dirigirse a domicilios de familiares o amigos. También se ha confinado a los vecinos de los núcleos de población de Selva de Mar, Fener de Dalt, Mas d’Estel y Mas Fumats.

Los desalojos, después de los de las urbanizaciones de Vall de Santa Creu, Beleser y Santa Isabel de ayer, se han ampliadon a la primera línea de casas de las de Mora Dos, Perebeua y Barlovent, así como a una masía y a 120 clientes del cámping Port de la Vall.

Detener el avance de las llamas

El responsable de Bomberos de la Generalitat en Girona, Jordi Martín, ha explicado que el objetivo prioritario es evitar que el fuego avance y se alcancen el millar de hectáreas quemadas. Martín ha apuntando que, este sábado, el gran problema está en la cola del incendio, en Llançà. 

El jefe de los bomberos girondeses ha señalado que con los medios aéreos, tras el parón obligado de la noche, se dispondrá de una “oportunidad” para frenar el fuego. El director general de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento de la Generalitat, Joan Delort, ha precisado que se ha solicitado al Gobierno de España que autorice la participación de Francia en la extinción.

Photo gallery Incendios en California See Gallery

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE