Diez mil evacuados en el incendio de Francia que obligó a cerrar el paso a camiones españoles

El número de hectáreas quemadas asciende a 6.800 en los departamentos de Gironda y Las Landas. La autopista A-63 ha sido reabierta a los vehículos pesados.
|
Las llamas asolan la localidad de Belin-Beliet, en el sureste de Francia.
Las llamas asolan la localidad de Belin-Beliet, en el sureste de Francia.
SDIS 33 HANDOUT / EFE

El incendio iniciado el martes en el suroeste de Francia ha quemado hasta este jueves unas 6.800 hectáreas en los departamentos de Gironda y las Landas, con efectos también en las conexiones terrestres con España y limitaciones al tránsito de vehículos pesados en el paso de Biriatou. La frontera ha sido reabierta a los camiones cerca de las 13.00 horas.

La Prefectura de Nueva Aquitania y la Gironda ha explicado este jueves a primera hora que 10.000 personas han sido evacuadas como consecuencia de unas llamas que siguen fuera de control. “Las condiciones son especialmente difíciles”, han reconocido las autoridades, debido a las altas temperaturas ―de hasta 40 grados durante estos días― y a la sequía.

Pese a que la circulación se ha reabierto durante la noche este jueves a las siete de la mañana se ha vuelto a cerrar lo que ha generado importantes retenciones en el lugar, que soporta además gran densidad de tráfico durante el mes de agosto.

Según ha precisado Seguridad, el paso se ha permitido de nuevo a mediodía pese a lo cual las colas continuaban en esta zona, donde alcanzaban los seis kilómetros sentido a Francia y los siete dirección a Bilbao debido a los camiones que intentaban cruzar sin éxito y retornaban de nuevo hacia España.

La reapertura de la carretera para camiones se produce en un momento en el que el viento parece más favorable para sofocar el fuego originado en Las Landas, que ha arrasado ya 6.800 hectáreas en esa zona, donde trabajan más de 1.100 bomberos para tratar de detener el avance de las llamas.

Unos 1.100 efectivos participan en las tareas de extinción, a la espera de “refuerzos adicionales”. La primera ministra, Elisabeth Borne, tiene previsto visitar la zona junto al ministro del Interior, Gérald Darmamnin, a lo largo de la jornada.

Más de una decena de viviendas han ardido en la zona de Belin-Béliet, sin que por ahora haya constancia de daños personales. La autopista A63, que llega hasta la frontera española, permanece cortada en ambos sentidos como medida de precaución.

Más de 50.000 hectáreas quemadas en Francia

Francia, al igual que otros países de Europa, está viviendo un verano marcado por las altas temperaturas y la falta de agua, lo que ha favorecido la aparición de incendios. Más de una decena permanecen activos y en lo que va de año ya han ardido más de 50.000 hectáreas, según el Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales.

El presidente galo, Emmanuel Macron, ha destacado que en todo el país hay más de 10.000 efectivos trabajando para contener las llamas, “con coraje y determinación”. “Estos soldados del fuego son nuestros héroes”, ha subrayado en su cuenta de Twitter.

El mandatario ha prometido que no “olvidará” a ninguna de las personas damnificadas y ha reconocido una pena “inmensa” por el reciente fallecimiento de dos efectivos en esta ola de incendios.

Un bombero llora desconsolado en medio del fuego en Losacio (Zamora)

España arde: multitud de incendios por la ola de calor