Las llamas se expanden por España y los nuevos focos disparan el peligro en unas horas

Los grandes frentes hasta ahora han quedado estabilizados o controlados después de varias jornadas sin freno.
|
Bomberos y operarios, sin descanso en Burgos
Bomberos y operarios, sin descanso en Burgos
CESAR MANSO via Getty Images

Las dos caras de la moneda. España comienza a respirar algo más tranquila por la evolución de los grandes focos de las últimas dos semanas y, de inmediato, la alerta pasa a otros frentes. El desastre se calcula en decenas de miles de hectáreas y el cómputo seguirá creciendo.

En Navarra, Valencia o Guadalajara han aparecido nuevos fuegos que, en unas pocas horas, han obligado a pedir la asistencia de la Unidad Militar de Emergencia ante el peligroso avance.

Esto ha provocado también complicaciones en la movilidad en 11 carreteras secundarias que han sido cortadas por el avance de las llamas en diferentes provincias.

Las buenas noticias

Por contra, los hasta ahora grandes frentes activos han pasado a estar controlados o estabilizados. Es el caso de los tres principales incendios de Castilla y León, con afectación en Quintanilla del Coco (Burgos), aún en nivel 2, y Vegalatrave (Zamora) y San Juan de la Nava (Ávila), ambos ya en el nivel 1. Siguen activos pero perimetrados y sin llama, lo que permite pensar en una futura extinción.

Especialmente grave ha sido el que sigue quemando Zamora, por sumarse al pasado de la Sierra de la Culebra y el actual foco en Losacio. La pérdida de hectáreas en la provincia supera las 60.000 hectáreas. En el caso de Burgos se apunta a una irresponsabilidad humana, por uso de maquinaria en horario prohibido, mientras que los dos últimos fueron intencionados, como ha reconocido este lunes la Junta de Castilla y León.

Como en Castilla y León, en Galicia los principales puntos se dan por controlados o estabilizados después de diez días de devastación y más de 30.000 hectáreas perdidas, la gran mayoría en Lugo y Ourense, y con afectación en zona de especial valor ecológico, como en la Sierra do Courel y el Parque de Invernadoiro.

En Tenerife también ha quedado estabilizado el fuego que ha destrozado buena parte de los alrededores del Parque Nacional del Teide y algo del interior, con origen en Los Realejos. Esta tarde, cerca de 500 vecinos han podido volver a sus casas, aunque aún restan por regresar los de un par de pequeños núcleos. El desastre natural se cifra en casi 3.000 hectáreas, además de numerosos animales que han perecido.

Una semana después de que el frente tomase Ateca y sus alrededores en la provincia de Zaragoza, el Gobierno de Aragón ha recordado que aún no ha sido extinguido, por lo que, pese a estar controlado, sigue existiendo peligro, como un repunte a causa del viento. En siete días el daño ha llegado a las 14.000 hectáreas, con centenares de vecinos desalojados temporalmente.

El que sí ha sido extinguido es el que tuvo origen en Valdepeñas de la Sierra (Guadalajara), luego de devastar más de 3.000 hectáreas. Como en otros casos, el desastre tiene “un 90% de posibilidades de que haya sido intencionado”, ha apuntado el Seprona.

Las malas noticias

En Carcastillo (Navarra) la situación es similar, con una irrupción fuerte del fuego en medio de un pinar que está ardiendo aún sin control. En pocas horas, ha hecho necesaria la intervención de la UME al ser considerado como de nivel 2 y la multiplicación de medios humanos y aéreo. La perspectiva de vecinos y autoridades es negativa, mientras se ve cómo el fuego arrasa con el pinar.

En Humanes (Guadalajara) se ha declarado otro incendio esta tarde de lunes, en un terreno agrícola de la pedanía de Cerezo de Mohernando, y de inmediato ha pasado a nivel 2, por lo que la Junta ha pedido la ayuda de la UME. Afecta ya a unas 2.500 hectáreas.

El fuego ha obligado a desalojar a unas 1.000 personas, en su mayoría de Espinosa de Henares, que han sido alojados en el polideportivo de Jadraque, y también los vecinos de Copernal, que se han trasladado a Hita.

Además, un helicóptero que actuaba como bombardero en las tareas de extinción ha sufrido un incidente, si bien el piloto se encuentra bien y está siendo evaluado por los servicios sanitarios. El plan Infocam ha informado, a través de su cuenta de Twitter, de este incidente.

Donde también se ha llegado al nivel 2 es en el término de Calles, en el interior de la provincia de Valencia. El aviso del origen se ha recibido a las 17:05 y, en menos de dos horas ya había subido al nivel 2. El fuego rodea una planta de compostaje y de inmediato se han personado numerosos efectivos.

Los medios aéreos, retirados a última hora de la tarde, se reincorporarán a las tareas de extinción a las 8.00 de este martes, mientras que diversas unidades terrestres permanecen esta noche en la zona para tratar de contener las llamas.

Mientras, la docena de vecinos de la pedanía de Alcotas desalojada por precaución ya ha vuelto a sus casas, aunque el fuego continúa aún sin estabilizar.

Por el momento, la alerta es algo menor en otros dos puntos, Ruidera (Ciudad Real) y Bonares (Huelva), ambos en nivel 1 y que han obligado a poner en aviso a las poblaciones cercanas, si bien no se reportan daños personales.

El primero, ocurrido en el entorno del parque natural de las Lagunas de Ruidera, ha sido detectado a las 16.00 horas por un vigilante móvil y, hasta última hora de este lunes, ha afectado a unas 300 hectáreas. Además, ha causado el desalojo de nueve personas por afección a sus viviendas.

El consejero de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha, José Luis Escudero, ha apuntado que este incendio evoluciona de manera favorable y también lo hace otro fuego originado sobre las 20.00 horas en Fuente El Fresno, en un terreno agrícola.

Mientras, en Huelva, el Infoca continúa trabajando en la estabilización del incendio declarado poco después de las 15.30 en el paraje El Corchito de Bonares, con un centenar de profesionales y ocho vehículos pesados. Este fuego ha motivado el realojo de alrededor de una decena de personas de Rociana del Condado (Huelva).

Además, los servicios de Emergencias han procedido al desalojo preventivo de más de 220 viviendas de la localidad de Almonte, en la misma provincia, a causa de un incendio forestal declarado sobre las 20.00 en el paraje El Teja de dicha localidad.

Según ha informado el servicio Emergencias 112 de Andalucía, las zonas afectadas por los desalojos son El Porretal, La Cañada, La Tirimbola y el paraje de Los Reyes. Por su parte, desde el Ayuntamiento de Almonte han informado de que se ha puesto a disposición de los desalojados tanto el Recinto Ganadero como la Casa del Ayuntamiento en El Rocío. También está preparado el polideportivo de Almonte por si fuera necesario.

Un bombero llora desconsolado en medio del fuego en Losacio (Zamora)

España arde: multitud de incendios por la ola de calor