Controlado uno de los tres incendios forestales de Cataluña

El fuego en la Sierra de la Culebra de Zamora obliga a desalojar seis pueblos. En Navarra se han estabilizado todos los fuegos sin riesgo de rebrotes.
|
Bomberos de la Generalitat, trabajando en las tareas de extinción del incendio declarado en la localidad de Artesa de Segre (Lleida).
Bomberos de la Generalitat, trabajando en las tareas de extinción del incendio declarado en la localidad de Artesa de Segre (Lleida).
Ramon Gabriel / EFE

Los Bomberos de la Generalitat han conseguido estabilizar esta mañana el incendio de Castellar de la Ribera, en la comarca leridana del Solsonès, que ha afectado a unas 400 hectáreas de vegetación. Este incendio había podido ser perimetrado y contenido durante el día de ayer, y el número de hectáreas afectadas apenas había crecido en las últimas horas.

Durante la madrugada, el cuerpo de Bomberos ha podido estabilizar también el incendio de Corbera d’Ebre (Tarragona), que igualmente ha calcinado unas 400 hectáreas de terreno, con lo que esta mañana solo quedan sin estabilizar el de Artesa de Segre, que ya ha arrasado 1.079 hectáreas, y el de Lladurs, también en el Solsonès, que preocupa por su potencial de crecimiento.

Los Bomberos mantienen una veintena de dotaciones en Lladurs, que presenta un flanco derecho muy alargado y un perímetro muy inestable, con un potencial para quemar hasta 50.000 hectáreas.

Para facilitar las tareas de extinción, los Bomberos de la Generalitat han pedido la colaboración de los agricultores de las zonas afectadas para labrar campos y ayudar a frenar la progresión de los incendios.

También cuentan con la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias, de las Agrupaciones de Defensa Forestal y de los Cuerpos de Bomberos de Andorra y Barcelona, ​​entre otros cuerpos de seguridad.

Seis pueblos desalojados por las llamas en Sierra de la Culebra (Zamora)

El incendio declarado el miércoles por la noche en la reserva de caza de la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora, se ha complicado esta madrugada y ello ha obligado a desalojar seis localidades de esa zona de pinares del oeste de Zamora, que forma parte de la reserva de la biosfera Meseta Ibérica. El operativo de extinción de incendios forestales de la Junta de Castilla y León ha elevado a entre 4.000 y 5.000 las hectáreas quemadas ya.

A lo largo de la madrugada, a medida que avanzaban las llamas y la situación se complicaba por el viento, fue necesario evacuar a vecinos de Cabañas de Aliste, Palazuelo de las Cuevas, Las Torres de Aliste, Pobladura de Aliste, Mahíde y San Pedro de las Herrerías, según ha informado la delegada territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Clara San Damián.

Los desalojos se han producido sobre las cinco de la mañana y la mayor parte de los desalojados se han trasladado a la localidad de Alcañices, donde entre 400 y 500 personas han pasado la noche en el pabellón deportivo, según ha explicado a Efe el alcalde de Alcañices, Jesús Lorenzo, que ha indicado que se les han facilitado mantas, sillas y agua.

En Alcañices han pasado la noche vecinos de Mahíde, Las Torres de Aliste, Pobladura de Aliste y San Pedro de las Herrerías, que han vivido las primeras horas de la evacuación en vilo hasta que se les ha tranquilizado tras informarles desde la coordinación del operativo de extinción que la situación en los cascos urbanos estaba controlada, ha detallado el alcalde del municipio. Hasta el pabellón deportivo de esta localidad se han desplazado también integrantes de Cruz Roja para atender a los evacuados.

Hasta Riofrío de Aliste fueron trasladados los vecinos de Cabañas de Aliste, una pedanía de setenta habitantes censados perteneciente al propio Ayuntamiento de Riofrío de Aliste, al que también pertenece Sarracín de Aliste, otro de los pueblos afectados por el incendio, pero que no fue necesario desalojar.

Por su parte, los vecinos de San Pedro de las Herrerías y Palazuelo de las Cuevas fueron trasladados al pabellón multiusos de Villardeciervos, donde han pasado desde las cinco de la mañana una treintena de vecinos de esas localidades, según ha explicado el alcalde de Villardeciervos, Lorenzo Jiménez, que ha ofrecido bebidas y cobijo a los desalojados hasta que ha llegado a la zona miembros de Cruz Roja que se han encargado de atender a los evacuados.

Estabilizada la situación en Navarra

Los incendios declarados el pasado martes en la sierra de Leyre, Tafalla-Larraga y Olleta-Leoz, en Navarra, se encuentran estabilizados, sin que en las últimas horas se hayan producido rebrotes.

Retenes de los parques del Servicio de Bomberos de Navarra han permanecido durante la noche en las zonas afectadas por los fuegos que se declararon a últimas horas del pasado martes para evitar posibles rebrotes a partir de los rescoldos, informa el Gobierno Foral.

Los responsables del operativo de extinción evaluarán esta mañana la situación para decidir si procede pasar de la fase de estabilización, en la que aún se encuentran oficialmente los incendios, a la de control.

Asimismo, la Dirección General de Interior podría desactivar el Nivel 2 del Plan de Emergencias para Riesgo de Incendios Forestales, que se activó ante la evidencia de que el fuego, especialmente en el caso de la sierra de Leyre, no podía ser sofocado exclusivamente con los medios de la Comunidad foral y existir un riesgo potencial para la población.

Tras el repliegue de los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias y el regreso a sus bases de los medios aéreos y personales cedidos tanto por el Ministerio para la Transición Ecológica como por el Gobierno de Aragón, que se produjo en la tarde de ayer, los helicópteros del Gobierno de Navarra regresan a esta hora a los lugares afectados por las llamas con el fin de realizar nuevas descargas de agua y reconocer desde el aire la situación en la que se encuentran.

La alerta por alto riesgo de calor se mantendrá hasta el jueves en Madrid

Ola de calor en junio de 2022