NOTICIAS
14/11/2019 11:42 CET

El cabreo de Pablo Carbonell por lo que se ha encontrado en el súper: "Mala persona"

El actor no ha podido morderse la lengua.

NurPhoto via Getty Images
Pablo Carbonell, en la presentación de un libro.

Pablo Carbonell ha utilizado su cuenta de Instagram para expresar la indignación que le provocó un producto que encontró en el supermercado. El humorista carga contra un conocido producto preparado de mejillones que se vende en un envase de plástico en Mercadona, Carrefour y otras grandes superficies.

“No diré que haya que meterlo en la cárcel, pero una multa o trabajos forzados para el perpetrador de este envase de plástico imitación marmita para meter dentro unos mejillones al vapor no diría yo que no”, comienza Carbonell su mensaje, que viene acompañado de una fotografía del producto en cuestión.

Su protesta termina así: “qué menos que mandarlo a limpiar playas o similares. #vamoshombre #malapersona #llamenaunguardia #quelodetengan”.

Como era de esperar, su mensaje ha servido de catalizador para el cabreo de algunos de sus seguidores precisamente por el hecho de que el envase del producto sea de plástico.

Y al que meta mejillones en el microondas habría que mandarle a barrer una playamarinabertolucci
Que lo detengan!alba_crazy
Pues están cojonudos....4 minutitos, un poco de tabasco y lo dicho. Pero tomo nota y el próximo día los meto en el microondas en recipiente vegetalinigouribeetxebarria
Pa mear y no echar gota.permanezco
No puede ser que los fabricantes de envases poco o nada sostenibles, tengan manga ancha para envasar lo que les de la gana, y menos aún cuando el mismo producto ya lleva envase incorporado! Y al que lo compre dos collejas que coño, que abrir unos mejis es lo más rápido del mundo!martonavazkez

La lucha contra el mal uso de los plásticos y su presencia en el océano es uno de los grandes retos que afronta la sociedad en los últimos años. Poco a poco, va calando la conciencia de que el uso de ese material afecta no solo a los ecosistemas de todo el planeta, sino también a los ecosistemas: el plástico que ingieren los peces acaba siendo ingerido por los humanos que comen ese pescado.