VIRALES
09/05/2019 11:54 CEST | Actualizado 09/05/2019 12:25 CEST

Inés Arrimadas, a punto de romper a llorar en el Parlament: "Me he puesto tontorrona"

En su despedida del Parlament, la portavoz nacional de Cs, Inés Arrimadas, se ha emocionado hasta casi romper a llorar al rememorar este jueves la etapa “más negra” que ha vivido a su juicio la cámara catalana en democracia, y ha augurado que su partido gobernará en Cataluña y en España para recuperar “el sueño” que la trajo a esta comunidad.

“Me he puesto tontorrona tontorrona”, ha admitido en una entrevista posterior en Espejo Público

Durante el pleno del Parlament de esta semana, el último en el que interviene Arrimadas antes de su incorporación al Congreso de los Diputados, la todavía líder del partido en Cataluña ha recordado algunas de las jornadas vividas en la cámara catalana.

“Me llevo momentos que no olvidaré nunca. Este Parlament refleja lo que vive la sociedad catalana, la confrontación y la división y fractura social que ha provocado el nacionalismo. El procés ha hecho mucho daño”, ha dicho.

En este contexto, ha dicho haber vivido “las etapas más negras” de la democracia cuando, ha agregado, una “minoría quiso pasar por encima de una mayoría”, en alusión aunque sin citarlo a la aprobación de las leyes de “desconexión” y a la declaración unilateral de independencia.

″ÚLTIMO CARTELITO”

Arrimadas ha augurado que el proceso soberanista “seguirá haciendo mucho daño”, pero ha subrayado que acude al Congreso de los Diputados con el objetivo de formar la “alternativa al próximo gobierno”: “Ciudadanos gobernará Cataluña y España, para que ese sueño de los que vinimos a Cataluña se vuelva a cumplir”.

Así, la dirigente de Ciudadanos ha explicado que muchas personas, como ella, vinieron a Cataluña, una “tierra abierta” que provocaba “admiración”, para vivir un “sueño” que su partido se propone “recuperar”.

Para Arrimadas, ha sido un “inmenso honor” haber sido diputada de la cámara junto a un equipo de “valientes”, y ha afirmado que deja el grupo parlamentario en “buenas manos”.

La diputada de la formación naranja ha querido concluir su despedida del Parlament exhibiendo un ”último cartelito”, “si me lo permite el señor Torra”, ha dicho con ironía.

Arrimadas ha mostrado un cartel que rezaba “Passi-ho bé, Inés -adiós muy buenas, Inés-”, que ha dicho haber encontrado en la puerta de su casa y, en este sentido, ha asegurado que muchos catalanes, a los que Ciudadanos “seguirá defendiendo”, viven situaciones similares.

Terminada su intervención, Arrimadas se ha acercado a la bancada del Govern para saludar y dar la mano al presidente de la Generalitat, Quim Torra, al vicepresidente, Pere Aragonès, y a otros consellers.