20/05/2020 11:03 CEST | Actualizado 20/05/2020 11:03 CEST

INSTRUCCIONES PARA MONTAR... La habitación de invitados de tus sueños

Pronto volveremos a estar juntos.

Pronto volveremos a poder reunirnos, a extender la mesa del comedor para celebrar cenas en casa y llenar de risas nuestro salón, a visitar los lugares más bonitos de nuestra ciudad o a invitar a nuestros amigos a pasar unos días en casa.

Después de tantos meses, estás deseando reencontrarte con esos que tanto quieres y que viven lejos. Por eso, te has planteado seriamente montar una perfecta habitación de invitados o preparar un pequeño espacio de tu casa para eso, para acoger a esos huéspedes tan especiales.

Es el momento perfecto, nosotros te ayudaremos a hacerlo realidad paso a paso.

 

PASO 1. Visitas permanentes o visitas ocasionales

ALEJANDRO ESTOCOLMO

Si vives en una casa grande, seguramente tienes espacio de sobra para montar una habitación permanente con todo lo necesario: cama, mesitas de noche, armario...

El problema viene cuando no tienes una estancia que puedas dedicar solo a eso y lo tienes que compartir con otras actividades. Por ejemplo, con tu despacho o en el salón.  

Si este es el caso,  tienes que pensar con qué frecuencia recibes invitados. Si vienen muy a menudo tendrás que priorizar este uso frente a otros, pero si vienen muy de vez en cuando puedes optar por soluciones multifuncionales. De esta manera, podrás dedicar la habitación a las actividades más frecuentes.

 

PASO 2. La cama

ALEJANDRO ESTOCOLMO

Es la prioridad máxima. Necesitas que sea cómoda pero también que sea “multiusos” para que puedas almacenar o incluso recogerla cuando no vienen visitas. Sofás-cama,  sofás modulares o un diván son algunas de las alternativas.

Además, en esos sofás cama o en las camas con módulo de almacenaje podrás guardar el ajuar y las almohadas de ese rincón mientras no tengas invitados, metidas en bolsas de almacenaje y perfectamente identificadas.

Al no tener un uso muy frecuente, piensa siempre en cómo puedes aprovechar al máximo el espacio. 

Eso sí, elijas lo que elijas, no te olvides nunca de lo importante que es la selección de un buen colchón.

 

PASO 3. Un hueco en el armario 

ALEJANDRO ESTOCOLMO

Además de la cama, para la comodidad de tus invitados, debes pensar en una solución de almacenaje que puedas aprovechar el resto del tiempo. 

Un rincón dentro de tu armario  o un burro con ruedas para que cuelguen su ropa al llegar son ideas accesibles y sencillas.

También puedes hacerte con una cajonera con ruedas que puedas desplazar a otras estancias según tus necesidades y que tus invitados utilicen esos días para guardar sus enseres personales. Y no deseches la idea de tener una gran cesta con la misma finalidad: una solución sencilla y bonita.

 

PASO 4. Detalles de buen anfitrión 

ALEJANDRO ESTOCOLMO

Deja siempre toallas limpias en la cama, una botella de agua con un vaso en la mesita de noche, un albornoz o unas zapatillas para que se sientan como en casa...

Pero si quieres que te consideren el mejor de los anfitriones, deja también algún regalo sobre la almohada para que el recibimiento sea inolvidable: caramelos, unas velas, guirnaldas de luces para crear un ambiente especial...