06/05/2020 09:12 CEST | Actualizado 06/05/2020 09:18 CEST

INSTRUCCIONES PARA... Montar tu sueño de ser mamá

La cara feliz de la maternidad en tiempos de confinamiento.

El confinamiento te ha pillado en medio del embarazo, pero llevabas tanto tiempo deseando ser madre que nada enturbia la felicidad de estas últimas semanas de espera.

Aprovecha este tiempo de aislamiento para cuidarte, comer bien -y darte algún capricho-, leer sobre maternidad y bebés, y empezar  a preparar tu casa para la llegada de un nuevo miembro a la familia.

Déjate aconsejar por otras madres, consulta publicaciones de decoración para saber cómo elegir muebles y accesorios, y mira en libros de pediatría para ver todo lo que vas a necesitar para su cuidado.

¿Comenzamos a preparar la llegada del nuevo rey/reina de la casa? Estas son las instrucciones:

PASO 1. Empieza por hacer sitio 

ALEJANDRO ESTOCOLMO

Ahora que tienes tiempo, lo primero que debes hacer es limpieza en casa para donar, reciclar o tirar los objetos o muebles que ya no usas o no necesitas para empezar a hacer sitio.

Piensa también en qué vas a necesitar para calcular el espacio que te hará falta, de esta manera será mucho más fácil buscar soluciones: la cuna, el cambiador, un armario o una cajonera para su ropa, cajas para guardar los pañales, una gran cesta para las cosas de aseo... 

 

PASO 2. La habitación del bebé 

ALEJANDRO ESTOCOLMO

“Si tienes una habitación propia para el nuevo miembro de la familia divídela en zonas según la actividad”, aconseja María Lizarraga, interiorista de Ikea: “La zona para dormir, la de lactancia o relax, almacenaje, cambiador... Así será más fácil detectar lo que necesitas y encontrarle sitio”. 

Si vas a compartir habitación con el bebé, haz hueco en tu dormitorio para la cuna y despeja tu cómoda para colocar encima el cambiador.

Cambia tu decoración para conseguir un ambiente más neutro y relajante y haz hueco en tu armario para todas sus cosas. 

 

PASO 3. Muebles que crecen con tu hijo/a 

ALEJANDRO ESTOCOLMO

Vas a tener que comprar muchas cosas, pero si lo planificas bien puede ser una inversión para mucho tiempo.

La cuna puede convertirse en cama para cuando empiece a andar, y pueda entrar y salir solo de ella. El cambiador puede transformarse en mesa de juegos o escritorio y lo usarás durante años. Y el armario puede ir creciendo con él o ella para que se adapte a sus necesidades. 

 

PASO 4. Una lugar de fantasía

ALEJANDRO ESTOCOLMO

La habitación de un bebé es un lugar especial y la decoración también tiene que ser diferente, alegre y relajante.

Elige unas cortinas y una colcha con motivos infantiles, cojines con formas divertidas, una alfombra en la que después pueda jugar o un móvil para la cuna. 

También puedes empezar a comprar sus primeros juguetes: sonajeros de colores para estimularle y algún peluche dou-dou que le aportará, además, seguridad.

 

PASO 5. El mejor momento del día

 

ALEJANDRO ESTOCOLMO

El baño será uno de los momentos del día que más disfrutaréis todos...

Afortunadamente, hay bañeras para todos los espacios y gustos: plegables, adaptables a la bañera grande, para poner encima del cambiador...

Además, reserva un espacio en el baño o en la habitación para guardar sus toallas y sus productos de higiene que, dispuesto en una cesta, deberán estar siempre a mano cuando lo estés bañando.

 

¿Necesitas más información e inspiración? Encuéntralas en Ikea.