Interrumpen a Baldoví cuando estaba hablando y él hace un jaque mate con su reacción

"Me gusta cuando callan...".

La sesión de control de este miércoles 5 de octubre ha tenido varios enfrentamientos y múltiples interrupciones, aunque esto ya es por costumbre. Uno de ellos ha estado protagonizado por un diputado de Compromís, Joan Baldoví, a pesar de que él no ha sido el culpable del suceso.

El parlamentario del Grupo Plural ha formulado una de las cuestiones de la ronda habitual de preguntas al Gobierno, esta vez dirigida al presidente, Pedro Sánchez, que hace unos días anunció que ya había dado negativo en la prueba de Covid-19, pudiendo así volver a ejercer sus funciones de manera habitual.

Tras el anuncio, antes de comenzar a emitir la pregunta, el diputado de Compromís ha expresado su agrado por la recuperación de Sánchez.

La cuestión versaba sobre los Presupuestos Generales del Estado, aprobados recientemente por el Ejecutivo. Baldoví quería saber si en ellos está contemplado “un Fondo Transitorio de Nivelación para igualar a las comunidades autónomas peor financiadas a la media de financiación hasta el momento en que entre el nuevo sistema autonómico de financiación”.

El valenciano ha empezado su intervención reprochando que tanto el sistema de financiación como el Consejo General del Poder Judicial llevan caducados ocho y cuatro años, respectivamente, algo que ha calificado de “escandaloso”.

Baldoví también ha criticado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por haber convertido a la región en el “paraíso fiscal para ricos”. En cuanto a la Comunidad Valenciana, gobernada por una coalición formada por PSOE, Compromís y Podemos, el diputado asegura que allí, en cambio, lo que se intenta es “construir pequeños paraísos terrenales, decentes, éticos, morales...”.

Justo en esta parte de la intervención, la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, ha tenido que parar la comparecencia para pedir silencio en el hemiciclo, ya que no dejaban de escucharse murmullos de otros parlamentarios que reprochaban las palabras del de Compromís.

Batet ha pedido respeto “para todos los oradores” y ha recordado que “la sesión debe desarrollarse en silencio”. Cuando le ha cedido, de nuevo, la palabra al diputado, este no ha querido perder el momento de dirigirse también a los habladores: “Me gusta cuando callan porque están como más educados”. Esta respuesta de Baldoví ha generado aplausos y ovaciones del resto de diputados del hemiciclo.

El abecedario de Joan Baldoví