POLÍTICA
06/01/2020 07:10 CET | Actualizado 06/01/2020 07:18 CET

Lo que hemos aprendido en la investidura

Las dos primeras sesiones enseñan cómo va a ser la política española en los próximo años.

EFE
Congreso

 

Estamos en mitad de la investidura de Pedro Sánchez para ser presidente. Tras no lograr la mayoría absoluta necesaria este domingo, el socialista se prepara para ganar la votación del próximo martes con una victoria simple (más síes que noes). Atentos a los votos, pero también a lo que hemos visto y escuchado durante estos días en el Congreso. La que se avecina.

Cataluña, Cataluña, Cataluña

El tema catalán sigue impregnando todas las esquinas de la política española. El propio debate de investidura llegó marcado por el terremoto de la decisión de la Junta Electoral Central de inhabilitar a Quim Torra. La derecha y la ultraderecha han acusado al Gobierno de venderse ante los independentistas -por la abstención de ERC-. E incluso Pablo Casado ha amenazado a Sánchez con denunciarlo por prevaricación si no obliga al president de la Generalitat a dejar su cargo.

La receta de Sánchez es diálogo, diálogo y diálogo. Para el socialista hay que recomenzar otra vez, algo que llevará tiempo y necesitará paciencia. Lo que rechaza es la judicialización llevada a cabo anteriormente por el Partido Popular. Para ello se pondrá en marcha la Mesa de Diálogo en quince días después de que haya nuevo Gobierno. Esta promete ser una de las fotos más comentadas del años y que dará munición a la derecha para meses y años. En el otro lado, Gabriel Rufián ha advertido: “Sin Mesa, no hay legislatura”. Y es que las 13 abstenciones de ERC son vitales para casi todas las votaciones una vez que PP y Cs descartan apoyos a Sánchez.

Oposición durísima y de insultos

Estos dos días nos han dejado imágenes y frases muy duras por parte de la oposición de derechas y ultraderecha. Pablo Casado se quitó el disfraz de centrado que llevó a las elecciones del 10-N y sacó su lado más extremo, en la línea de Vox. Y es que el líder popular siente la presión de Santiago Abascal en la nuca y cree que la única manera de que los populares no sufran un sorpasso es siendo igual o más radical.

Hemos visto el estilo otra vez ‘felón’ de Casado con insultos como “presidente fake” o “sociópata”, sin olvidar expresiones como “dictadores bananeros” o “blanqueadores de batasunos”. Y como su jefe, la bancada popular se ha convertido en un hervidero de palabras malsonantes, como la de Vox. Se repetirán broncos debates como cuando subió la diputada de Bldu a la tribuna 

 

Una mayoría mínima, la sombra del tamayazo

Sánchez logrará previsiblemente la investidura este martes, pero con 166 síes frente a 164 noes y las 18 abstenciones de ERC y Bildu. La legislatura no será fácil de sacar adelante con esa proporción. Una de las preguntas es cuánto durará el nuevo Gobierno y si logrará sacar adelante los presupuestos generales.

Y en estas jornadas sobrevuela uno de los fantasmas más negros de la política española: el ‘tamayzo’. Fue aquella operación para que Rafael Simancas (PSOE) no lograra ser investido en la Comunidad de Madrid en 2003 al darle la espalda los tránsfugas Tamayo y Sáenz. Luego se tuvieron que repetir las elecciones y Esperanza Aguirre (PP) se hizo con el poder. Desde el PP y Cs se alienta esa posiblidad pidiendo a diputados del PSOE no apoyen la investidura por el pacto con ERC. Además, dos diputados se han ido al ‘no’ de manera extraña: José María Mazón (PRC) y Ana Oramas (CC).

Un Gobierno que empieza con abrazos

Hace unos meses Pedro Sánchez decía que no podía dormir con ministros de UP y Pablo Iglesias lo acusaba de mentir. Pero las elecciones del 10-N lo curaron todo y ese reencuentro se escenifica a bases de abrazos, como el que se dieron al firmar su pacto como al finalizar sus intervenciones en la investidura.

En España se está viviendo un momento histórico en la política porque se va a formar el primer Gobierno de coalición en la actual etapa democrática. Las dos partes han dicho que van a trabajar con lealtad, pero saben que es una experiencia nueva y no llena de dificultades. Ya se van conociendo nombres de ese Ejecutivo, que podría reunirse ya este viernes. Habrá tres vicepresidencias: Carmen Calvo, Pablo Iglesias y Nadia Calviño. Y por parte de UP estarán además: Irene Montero (Igualdad), Alberto Garzón (Consumo), Yolanda Díaz (Trabajo) y Manuel Castells (Universidades).

EFE
Iglesias y Sánchez

Las promesas que vienen

Ese nuevo Gobierno va a tener un marcado carácter social, aunque teniendo en cuenta el contexto económico. PSOE y UP quieren abrir una nueva etapa tras una década de recortes y tensión territorial. Entre las medidas estrella: derogación de la reforma laboral, una nueva ley educativa, subir los impuestos a los que gane más de 130.000 euros y una regulación urgente de las casas de juego y azar.

Otras medidas que han esperanzado al electorado de izquierdas: prohibición de nuevas amnistías fiscales, impulso de la tasa Tobin, ley del Cambio Climático, Ley de Bienestar Animal, rechazo a la gestación subrogada y una nueva ley de igualdad de trato y de no discriminación.

Arrimadas es más Rivera que Rivera

Ha sido el gran estreno de Inés Arrimadas como líder in pectore de Cs. Y nada de cambio. Más Rivera que Rivera: nada de acercarse al PSOE, duras palabras contra Sánchez, gestos y gestos (más pancartas desde la bancada ridiculizando a la socialista Adriana Lastra por su currículum).

Photo gallery La investidura de Pedro Sánchez, día 2 See Gallery

#CuandoElDescansoEsUnSueño