Investigan si un diputado del Partido Conservador vio porno en su móvil en una sesión del Parlamento británico

Nuevo escándalo en la política británica... y en la Cámara de los Comunes.
Sesión en la Cámara de los Comunes
Sesión en la Cámara de los Comunes
House of Commons - PA Images via Getty Images

Otro escándalo en el Parlamento británico. Si hace meses aparecieron restos de cocaína en los baños, ahora la pillada tiene que ver con lo que habría hecho uno de los diputados durante una sesión parlamentaria en la Cámara de los Comunes.

En detalle, se investiga si un diputado del Partido Conservador estuvo viendo porno en mitad del debate, una tarea que ha confirmado la propia formación. Todo viene de la denuncia interna hecha por una secretaria de Estado que se sentaba al lado del individuo bajo investigación. Además, según la BBC, otro parlamentario corroboró estos hechos.

No se conoce el nombre del imputado, como tampoco de quienes han testificado en su contra. No obstante, los tories asumen que “este comportamiento es totalmente inaceptable y se tomarán medidas”, que ya está sopesando el jefe de disciplina, Chris Heaton-Harris.

Pero la situación podría ir más allá. Recoge EFE que durante la sesión de preguntas a Boris Johnson este miércoles, la diputada por el Partido Verde Caroline Lucas mencionó que actualmente hay 56 diputados investigados por las autoridades parlamentarias por “mala conducta sexual”, entre ellos tres miembros del gabinete de ministros.

Lucas cuestionó a Johnson si las malas conductas sexuales serían causa de cese, según el código ministerial, a lo que el líder “tory” respondió de manera afirmativa, indicando que el acoso sexual es “intolerable”.

Johnson sigue en el centro de la polémica por su causa partícular, el conocido como partygate por las fiestas celebradas en Downing Street y de las que él llegó a participar durante las restricciones más severas por el coronavirus.