INTERNACIONAL
22/07/2019 11:07 CEST

Irán advierte contra escalar la tensión por la captura de petrolero británico

May convoca una reunión de urgencia para analizar la situación de 'Stena Impero'.

El petrolero británico Stena Impero y su tripulación siguen hoy retenidos en el puerto de Bandar Abas, lo que provocado una crisis diplomática con el Reino Unido, al que Irán advirtió de no intentar incrementar la actual tensión.

La captura del Stena Impero el viernes por la Guardia Revolucionaria, considerada “ilegal” por Londres, ha hecho saltar las alarmas entre la comunidad internacional ante la inestabilidad en el golfo Pérsico

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, denunció hoy que el asesor de Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton, está dirigiendo “su veneno contra el Reino Unido con la esperanza de arrastrarlo a un atolladero”.

“Sólo la prudencia puede frustrar tales trucos”, subrayó en un mensaje en Twitter Zarif, quien señaló que Bolton trata de implicar al Reino Unido en un conflicto con Irán tras no haber logrado que el presidente, Donald Trump, diera ese paso.

La crisis entre Londres y Teherán comenzó con la detención hace dos semanas en Gibraltar del petrolero iraní Grace 1, que en su momento se informó de que fue a petición de EEUU.

Con la captura del Stena Impero, la situación se ha agravado y Londres ha advertido de “graves consecuencias” si no es liberado pronto e incluso, su ministro de Defensa, Tobias Ellwood, comentó la opción de imponer sanciones.

Ante estas amenazas, el embajador iraní en Londres, Hamid Baeidineyad, aconsejó al Gobierno británico “contener a aquellas fuerzas políticas que quieren escalar la tensión existente mucho más allá del tema de los barcos”.

“Esto es bastante peligroso e imprudente en un momento delicado para la región. Sin embargo, Irán es firme y está listo para los diferentes escenarios”, aseveró en un tuit.

Las autoridades iraníes no tienen previsto liberar al Stena Impero, al menos hasta que, según los analistas, el Reino Unido deje partir al Grace 1, detenido por supuestamente transportar crudo a Siria en violación de las sanciones europeas.

Al respecto, el director de la Organización de Puertos y Navegación de la provincia iraní de Hormozgan, Alahmorad Afifipur, aseguró hoy que el tiempo que se prolongue la investigación sobre el petrolero británico depende, entre otros factores, “de la colaboración de la tripulación”.

A salvo

El petrolero es investigado por colisionar con un barco pesquero y no responder a sus señales de advertencia, así como de navegar por una vía errónea en el estrecho de Ormuz y apagar su localizador GPS, algo que su naviera Stena Bulk niega.

Los 23 miembros de la tripulación, mayoritariamente indios, permanecen en el barco y se encuentran “a salvo” y gozan de “buena salud”, según dijo Afifipur a la televisión estatal.

El responsable insistió en que ni el barco ni la tripulación son susceptibles de correr ningún peligro y que están atracados en “una zona segura” del puerto de Bandar Abas.

Trabajadores de este puerto precisaron a Efe que el Stena Impero se encuentra en un fondeadero cercano, entre el muelle Bahonar y la isla de Qeshm, por lo que la rutina de los barcos mercantes y pesqueros no se ha visto afectada.

La captura ha recibido el apoyo de los distintos órganos de poder de la República Islámica, incluido su Parlamento, que elaboró este domingo un documento de agradecimiento a la Guardia Revolucionaria.

Los británicos cometieron piratería y nosotros respondimos

“Los británicos cometieron piratería y nosotros respondimos”, dijo el presidente del Parlamento, Ali Lariyaní durante la sesión, en alusión a la retención del Grace 1 en Gibraltar.

La relación entre la captura del Stena Impero con la retención del Grace 1, prolongada por 30 días más el pasado viernes, fue destacada este domingo por los principales periódicos del país.

“Petrolero contra petrolero. Irán cumplió con su promesa (de responder)” fue la portada del diario conservador Keyhan, mientras que otros titularon con “Detención de un petrolero a cambio del robo de un petrolero” o “Maniobras de poder en el estrecho de Ormuz”. 

Reunión en Londres

La primera ministra británica, Theresa May, preside este lunes una reunión de emergencia del Gobierno para tratar la retención del buque. La llamada reunión del comité Cobra tendrá lugar en la residencia oficial de Downing Street, en la que participarán algunos ministros, y por la tarde el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, informará al Parlamento sobre las medidas que tomará el Gobierno ante la crisis.

El Reino Unido ha pedido a los barcos con bandera británica que eviten navegar por el estrecho de Ormuz durante un “periodo provisional” para bajar las tensiones en la zona. El Gobierno considera que la captura del petrolero plantea “graves interrogantes” sobre la seguridad de la navegación internacional en Ormuz y que el barco fue retenido en aguas de Omán en “clara violación del derecho internacional”.

Also on HuffPost
Photo gallery Acuerdo Occidente-Irán sobre el programa nuclear de Teherán See Gallery

ESPACIO ECO