INTERNACIONAL
12/01/2020 11:38 CET | Actualizado 12/01/2020 11:38 CET

Irán detiene durante una hora al embajador británico en Teherán

Rob Macaire niega haber participado en las protestas contra el Gobierno, motivo por el que fue arrestado.

ASSOCIATED PRESS
Rob Macaire.

El embajador británico en Teherán, Rob Macaire, negó este domingo haber participado en una protesta antigubernamental, después de su breve detención la víspera por las fuerzas de seguridad iraníes.

“Puedo confirmar que no participé en ninguna manifestación. Fui a un evento anunciado como una vigilia por las víctimas de la tragedia #PS752”, aseguró en un mensaje de Twitter el diplomático, aludiendo al avión ucraniano derribado por error por Irán con 176 personas a bordo.

Macaire explicó que es “normal querer rendir homenaje” a las víctimas ya que entre los pasajeros fallecidos había tres de nacionalidad británica.

“Me fui después de 5 minutos, cuando algunos comenzaron a corear (lemas)”, precisó el embajador británico.

Ayer, cientos de personas se congregaron en la puerta de la Universidad Tecnológica Amir Kabir para prender velas en homenaje a los fallecidos, pero la vigilia derivó pronto en una protesta contra las autoridades iraníes.

La policía acabó dispersando a la multitud que gritó lemas como “la renuncia (de los responsables) no es suficiente, un juicio es necesario” o “Muerte al dictador”, en alusión al líder supremo, Alí Jameneí.

En este contexto, Macaire fue detenido “media hora después de abandonar la zona”, según señaló el propio embajador, quien recordó que el arresto de diplomáticos es “ilegal en todos los países”.

El ministro británico de Exteriores, Dominc Raab, denunció anoche que el arresto del embajador “sin motivo y sin explicaciones es una flagrante violación de la legislación internacional”.

”(Irán) puede continuar su marcha hacia un estatus de paria, con todo el aislamiento político y económico que ello conlleva, o bien reducir las tensiones y emprender un camino diplomático dirigido hacia adelante”, agregó Raab.

Los medios oficiales iraníes acusaron al embajador de estar coordinando las protestas e indicaron que en esta jornada va a ser convocado por el Ministerio de Exteriores de Irán, que comentó por su parte que está esperando el informe policial.

La rabia popular en Irán estalló ayer al reconocer las Fuerzas Armadas que derribaron por error el avión de Ukraine International Airlines (UIA) al confundirlo con un misil de crucero en el marco de las tensiones con Estados Unidos.

El aparato se estrelló al sur de Teherán poco después de despegar del aeropuerto internacional Imán Jomeiní con destino a Kiev con 167 pasajeros, entre ellos 82 iraníes y 63 canadienses, aunque estos últimos en su mayoría con doble nacionalidad, y nueve tripulantes ucranianos.

La fotografía de las víctimas y una imagen en negro inundaron las redes sociales, en las que se llamó a celebrar una nueva concentración en esta jornada en la plaza Azadí de Teherán.