INTERNACIONAL
11/07/2019 12:28 CEST

Irán impide que navegue un petrolero británico en el estrecho de Ormuz

Una fragata de la Marina británica ha tenido que protegerlo y facilitar que siga navegando.

Reuters

El ministerio británico de Defensa ha expresado este jueves la inquietud por un incidente con uno de sus petroleros en el estrecho de Ormuz, donde una fragata de la Marina británica ha impedido que unas embarcaciones iraníes lo interceptaran.

El buque The British Heritage salía del golfo Pérsico cuando los iraníes trataron de impedir que navegase por el estrecho de Ormuz, lo que ha oblogado a la intervención de la fragata HMS Montrose.

“Contrario al derecho internacional, tres embarcaciones iraníes intentaron impedir el paso de un buque comercial, el British Heritage, por el estrecho de Ormuz”, ha señalado un portavoz de Defensa.

“Esto obligó al HMS Montrose a tomar posición entre las embarcaciones iraníes y el British Heritage y hacer una advertencia verbal a los barcos iraníes, que entonces se apartaron”, ha añadido.

El portavoz de Defensa ha dicho que el ministerio está “preocupado por esta acción y sigue pidiendo a las autoridades iraníes que bajen (la tensión) de la situación en la región”.

Según los medios de Estados Unidos, en el transcurso del incidente no se han producido disparos.

El ministro británico de Comercio Internacional, Liam Fox, ha agradecido este jueves en el Parlamento a la tripulación del ‘HM Montrose’ la protección brindada en Ormuz y ha destacado que Reino Unido tiene el “deber” de facilitar recursos a las Fuerzas Armadas.

“Nuestro agradecimiento va a la tripulación del HMS Montrose y a todos aquellos que protegen la seguridad de un tráfico marítimo internacional y es nuestro deber como Parlamento asegurar que todas nuestras fuerzas tengan los recursos suficientes”, ha añadido Fox.

Este incidente se suma a los ocurridos en la zona en las últimas semanas y que han aumentado las tensiones entre Washington y Teherán.

El pasado 20 de junio Irán abatió un dron de la Armada de EEUU cuando, según Teherán, entró en su espacio aéreo para tareas de vigilancia, pero, según el Pentágono, el aparato se encontraba en misión de reconocimiento sobre aguas internacionales.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, manifestó el miércoles que el Reino Unido ha creado “inseguridad en los mares” con la detención de un petrolero iraní en Gibraltar, y ha advertido de “consecuencias”.

“Los británicos son los iniciadores de la inseguridad en los mares y esperamos que no lo repitan (la incautación del petrolero la semana pasada), porque propagarán la inseguridad en todo el mundo”, ha advertido Rohaní.

El superpetrolero Grace 1 fue interceptado la semana pasada por la Marina Real británica (Royal Navy) en el estrecho de Gibraltar a partir de una petición de EEUU por, supuestamente, haber violado las sanciones de la Unión Europea (UE) contra el país árabe.

Las autoridades de Gibraltar creen que el buque llevaba petróleo a la refinería de Banyas, en Siria, propiedad de una entidad sujeta a sanciones de la UE, pero Irán niega que el país árabe fuera su destino.