Irene Montero no se muerde la lengua y responde así a Ayuso tras llamar "malcriadas" a las feministas

La ministra de Igualdad ha cargado duramente contra la presidenta de la Comunidad de Madrid.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha respondido a las palabras de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de este sábado en las que aseguraba que las feministas tienen una forma de ver la vida “propia de malcriadas”.

“Su forma de ver la vida, propia de malcriadas que aspiran a llegar solas y borrachas, desprovistas de responsabilidades ni siquiera ante sus peores decisiones, nos abochorna a la mayoría de las mujeres que trabajamos todos los días por sacar adelante a nuestro país”, señaló la dirigente autonómica en el Congreso de los populares en Madrid.

Tras sus polémicas declaraciones, Irene Montero ha respondido este domingo a la líder madrileña, cargando duramente contra ella, por haber dicho que “las feministas somos unas malcriadas porque queremos volver de noche a casa sin que nos violen, sin que nos agredan sexualmente”.

La ministra de Igualdad ha recriminado a Ayuso que dijera que las feministas son unas malcriadas por “querer decidir cuando, cómo y con quién somos madres” y por “participar en relaciones sexuales basadas en el consentimiento”.

“Señora Ayuso, malcriadas no son las jóvenes de 16, 17, 18 o 20 años que quieren volver a casa. Sí, solas o borrachas y que no por ir solas o borrachas las puedan violar”, ha asegurado.

“Malcriada es aquella que usa el dinero público para regalárselo a su familia”

Irene Montero ha criticado las declaraciones de Ayuso y no ha dudado en advertir que para ella “malcriada es aquella que está para tomarse una caña después del trabajo pero no cuando hay que arrimar el hombro”. “Cuando hay que llevar al niño al centro de salud, no hay pediatras suficientes y hay un mes o más de lista de espera”, ha puesto de ejemplo.

La ministra de Igualdad ha justificado que “malcriada es quien no está nunca cuando se la necesita, para proteger aquello que hace posible la vida”, poniendo como ejemplo a “la educación pública” o al “personal sanitario”.

“Malcriada es aquella que utiliza el dinero público para regalárselo a su familia. Eso es ser una malcriada, no las mujeres ampliando y avanzando derechos”, ha sentenciado.

Irene Montero