Irene Montero usa una palabra muy concreta para definir la derogación del derecho al aborto

La ministra de Igualdad ha sido implacable.
Irene Montero, ministra de Igualdad.
Irene Montero, ministra de Igualdad.
Europa Press News via Getty Images

Irene Montero ha usado la palabra “triste” para definir el día en el que el Tribunal Supremo de Estados Unidos ha revocado el derecho al aborto vigente en el país desde 1973.

Los magistrados conservadores —tres de ellos nombrados por Donald Trump—se han impuesto a los liberales por seis votos a tres y han anulado finalmente la sentencia del caso Roe contra Wade que garantizaba la protección del derecho al aborto a nivel federal.

En Twitter, rostros conocidos de la política española han salido a criticar esta sentencia. Yolanda Díaz ha afirmado que esta decisión es “un paso atrás en contra del sentido común”, Pedro Sánchez ha escrito también que no se puede dar por sentado ningún derecho y que “las conquistas sociales siempre están en riesgo de retroceder” por lo que “su defensa tiene que ser nuestro día a día”.

Otro que también ha sido implacable ha sido el expresidente Barack Obama, uno de los primeros en reaccionar. “Hoy, la Corte Suprema no solo revocó casi 50 años de precedentes, sino que ha relegado la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos, atacando las libertades esenciales de millones de estadounidenses”, ha señalado el exmandatario demócrata.

Irene Montero ha seguido el mismo camino que los políticos anteriormente mencionados y ha señalado: "Es un día muy triste para las mujeres en todo el mundo. El Supremo de EEUU revoca un derecho que las mujeres tenían garantizado desde 1973, poniendo en riesgo los derechos reproductivos y la salud sexual de millones de mujeres".