Primer combate entre Isabel Preysler, reina de corazones, y Tamara Falcó, marquesa de Griñón

Esta semana, madre e hija se disputan el trono de las portadas de la revistas.

Isabel Preysler cumple 70 años y ha decidido celebrar este aniversario tan especial desde las páginas de su revista de confianza ¡Hola!

La pareja de Mario Vargas Llosa posa espléndida -sí, claro, Photoshop mediante- en la portada de la publicación con un vestido rojo palabra de honor y el pelo recogido en un moño bajo.

Portada de ¡Hola! del miércoles 18 de febrero
¡Hola!
Portada de ¡Hola! del miércoles 18 de febrero

En el interior, Isabel Preysler, conocida como la reina de corazones, concede una larga entrevista en la que hace un repaso de su vida. Habla con mucho amor de sus hijos y de sus nietos, recuerda los mejores momentos con sus maridos -Julio Iglesias, el marqués de Griñón y Miguel Boyer- y presume de su especial relación con Mario Vargas Llosa, su pareja desde hace seis años.

Con el escritor peruano posa amorosamente en alguna de las fotos en las que Isabel se ha alejado un poco de los glamurosos vestidos de fiesta a los que nos tiene acostumbrados en este tipo de reportajes y se ha decantado por estilismos más sencillos.

Portada de la revista Vanity Fair de marzo de 2021
Vanity Fair
Portada de la revista Vanity Fair de marzo de 2021

Todo lo contrario que su hija, Tamara Falcó que lleva un tiempo peleándole a su madre el protagonismo en los quioscos. Este mes, la marquesa de Griñón es protagonista absoluta de la portada de la revista Vanity Fair, con una imagen en la que aparece envuelta de cierto halo aristocrático.

Las fotos que se muestran en el interior de la publicación siguen esa misma línea: Tamara Falcó, con vestidos de alta costura, es la representante perfecta de esa moderna aristocracia.

La heredera de portadas

En estos últimos años, la popularidad de Tamara Falcó ha crecido de forma vertiginosa. El fenómeno fue parecido al que experimentó su madre, allá por los años 70.

Ahora bien, los motivos han sido bien distintos. Isabel Preysler apareció en el mundo de la sociedad española del brazo de uno de los cantantes más importantes: Julio Iglesias. Su exótica belleza y su elegancia pronto la convirtieron en objeto de deseo de las cámaras. Después, llegarían sus divorcios y sus sonados romances, y eso terminaría convirtiéndola en la estrella de la prensa rosa.

El recorrido de su hija, nada ha tenido que ver. Acostumbrada desde pequeña a moverse entre periodistas y paparazis, en los últimos años Tamara se ha convertido en un filón para la prensa.

Ganó el más famoso reality de cocina, Master Chef Celebrity, no se le conocen muchos escarceos amorosos, presume de sus férreas creencias religiosas, se ha convertido en un influencer de estilo y este año, tras la muerte de su padre, Carlos Falcó, por coronavirus, ha heredado el título y se ha convertido en marquesa de Griñón. Además, ha encontrado en la televisión su lugar: presenta en TVE el programa de cocina Cocina al punto y se ha convertido en una colaboradora imprescindible de El Hormiguero.

La reina de corazones ya tiene quien herede sus portadas. Y mejor que todo quede en casa.

Las frases con las que Tamara Falcó monta el espectáculo