INTERNACIONAL
23/08/2018 20:58 CEST | Actualizado 23/08/2018 21:00 CEST

Italia amenaza con cortar la financiación a la UE si no hay una solución conjunta para un barco de inmigrantes

150 personas siguen en el 'Diciotti' de los guardacostas italianos desde hace ocho días, sin permiso de desembarco en el puerto de Catania.

Antonio Parrinello / REUTERS
Un grupo de los inmigrantes que siguen en el 'Diciotti', asomados al muelle del puerto de Catania en el que se encuentran.

El vicepresidente del Gobierno italiano Luigi Di Maio amenazó hoy con reducir la contribución anual que aporta Italia al presupuesto de la Unión Europea (UE), si los países miembros no reubican a los inmigrantes que están a bordo del barco militar Diciotti en Catania, en la isla de Sicilia.

"Si la UE sigue con este comportamiento, si mañana de la reunión de la Comisión Europea no sale nada sobre el barco Diciotti y sobre la reubicación de estas personas, estamos dispuestos a no dar más los 20.000 millones que se van a la UE cada año", dijo Di Maio en un vídeo publicado en las redes sociales.

El también ministro de Desarrollo Económico y de Trabajo matizó que estas declaraciones las efectuaba en calidad de líder del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S), que gobierna Italia junto a la ultraderechista Liga, aunque dejó claro que "el Gobierno está unido" en la estrategia de contener la inmigración ilegal hacia Italia.

Di Maio subrayó que Italia ha "comprobado cómo funcionaba la línea suave y como funciona la línea dura con la UE" y, en este sentido, argumentó que, si los socios no gestionan juntos el fenómeno migratorio, el país no votará "más una ley presupuestaria que prevé una financiación para la UE de 20.000 millones de euros".

Aseguró que el Gobierno está "atento a las condiciones sanitarias y al respeto de los derechos humanos" de los casi 150 inmigrantes que permanecen en el buque de los guardacostas italianos Diciotti desde hace ocho días.

Los hechos

El 16 de agosto, esta embarcación se hizo cargo de 177 inmigrantes y permaneció en el mar durante cinco días hasta que el Gobierno italiano le autorizó el lunes a atracar en el puerto de Catania.

Desde entonces, estas personas han permanecido a bordo porque el ministro italiano del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, no autoriza su desembarco, decisión que compete a su departamento.

Salvini accedió el miércoles a que bajaran veintisiete menores de edades comprendidas entre los 14 y los 17 años, tras fuertes presiones por parte de organizaciones e instituciones italianas, pero los alrededor de 150 adultos siguen a bordo.

El líder de la Liga ha afirmado que tiene "la conciencia tranquila" por su modo de actuar y ha dicho que su pulso tiene como objetivo lograr una solución sobre la reubicación de estas personas.

QUERRÁS VER ESTO

Italia permite desembarcar a 29 jóvenes refugiados.