VIRALES
14/05/2019 18:40 CEST

Jacinda Ardern se gana el cariño de todos -y de una niña de 11 años- por este gesto

La primera ministra neozelandesa Jacinda Ardern sigue “de moda” y cada día para más gente. Su último gesto ha tenido que ver con la carta que le había mandado una niña de 11 años.

Esa niña, conocida por Victoria, se atrevió a escribir a Ardern para expresarle su deseo de recibir poderes telequinéticos para convertirse en entrenadora de dragones. O, mejor dicho, para “sobornarla”, con un inocente billete de 5 dólares neozelandeses (menos de 3 euros).


La respuesta de la primera ministra ha sido una mezcla de formalismo y cariño. “Nos interesó mucho escuchar sus sugerencias sobre psíquicos y dragones, pero desafortunadamente no estamos realizando ningún trabajo en estas áreas”. La nota impresa terminaba así: “Por lo tanto, le devuelvo el dinero de su soborno -adjuntaba el billete en la respuesta- y le deseo lo mejor en su búsqueda de telequinesis, telepatía y dragones”.

Pero había más. Ardern se reservó unas líneas manuscritas a modo más familiar: “P.S. Sigo vigilando a esos dragones. ¿Visten de traje?”, cerró.

“La quiero incluso más, con el hashtag “Jacinda para gobernar el mundo”.

“Esto es tan reconfortante. Cómo ser un político humano. Cuenten conmigo para una primera ministra como esta”.

“Otro país con una líder que me hace sentir tremendamente celoso”.

“Esta dama continúa dando a nuestro planeta clases a nivel de diosa en como ser un (poderoso) humano”.

“El mejor país y la mejor primera ministra”.

“La política de Nueva Zelanda parece más divertida que la nuestra o la de Estados Unidos”.