POLÍTICA
11/09/2019 16:11 CEST

Javier Nart abandona la delegación de Ciudadanos Europa, pero mantiene sus "compromisos económicos con esta" como eurodiputado

Después de dejar la Ejecutiva y su condición de afiliado.

EFE

Javier Nart se va de Ciudadanos por capítulos, pero se mantiene fiel a sus “compromisos económicos”. La salida del eurodiputado está dando para un serial que hoy llega a un nuevo punto clave: su abandono de la delegación de Ciudadanos Europa. Eso sí, insiste, sigue como eurodiputado.

“Abandono la Delegación de Ciudadanos Europa, pero no cambio mis compromisos económicos con esta, que cuenta con 11 colaboradores y cuyos sueldos dependen en 1/7 de mí. Sin ella, o se reducen las nóminas o se producen ceses. No quiero que la decisión de la dirección de Ciudadanos les afecte, por lo que seguiré contribuyendo sin reservas al mantenimiento de la Delegación”, explica en un comunicado.

Nart, uno de los miembros tradicionalmente más críticos dentro de la Ejecutiva del partido naranja, se decidió a abandonarla el pasado 24 de junio, cuando forzó, junto a Luis Garicano -líder de Cs en el Parlamento Europeo- una votación para revisar la estrategia postelectoral. Su salida coincidió con la del diputado Toni Roldán, quien confirmó su marcha en una rueda de prensa. Posteriormente, llegarían más. 

El pasado 5 de septiembre, el eurodiputado comunicó a la dirección que “dejaba de mantener su condición de afiliado”, aunque afirmó su intención de continuar formando parte de la delegación en el Parlamento Europeo y “defendiendo el programa electoral de Cs a las elecciones europeas”.

Ni en junio ni en septiembre valoró la opción de renunciar al escaño en la Eurocámara. Hoy, tampoco.