INTERNACIONAL
10/06/2021 09:38 CEST

"¡Una primera dama que trabaja!": la foto de Jill Biden que deja en evidencia a Melania Trump

Los tuiteros -bueno, los republicanos no- alucinan con la estampa que debería ser normal.

POOL via REUTERS
Jill Biden, durante un tour informativo sobre vacunación, el pasado 27 de mayo en Kansas City.

Jill Biden está arrasando en las redes sociales por una imagen que debería ser normal, de rutina: la de una primera dama de EEUU trabajando, y preparando una cita importante para su país como es la primera visita de su esposo, el presidente Joe Biden, a Europa. Pero es que venimos de los tiempos de Melania Trump y, claro, las comparaciones... 

Jill Biden ha publicado una foto en la que aparece sentada en su escritorio del Air Force One, el avión presidencial, con su chamarra de vuelo personalizada colgada del respaldo de la silla, las gafas puestas y un tocho importante de papeles por delante. “Prepping for the G7”, “preparándome para el G7″, dice el texto, aludiendo a la gran cita que los Biden tienen con sus aliados europeos, en Londres. Nunca se vio algo así en la esposa del expresidente Donald Trump, cuando se supone que es lo natural en el cargo, prepararse las intervenciones.

A Jill no le da miedo la tarea, profesora universitaria como es, y tiene una agenda apretada para su primer viaje al extranjero como primera dama. Acompaña al presidente en el tramo del Reino Unido de su viaje de ocho días al extranjero, pero regresará a Estados Unidos el domingo, después de verse con Isabel II. Biden, su marido, irá a Bruselas a una reunión de la OTAN. 

Durante sus cuatro días en el extranjero, Jill Biden tomará el té con Carrie Johnson, la esposa del primer ministro británico, Boris Johnson. También tendrá sus propios eventos con veteranos de guerra. Y en las bambalinas del G7 se espera que haga piña con otras primeras damas (sólo hay un país en el grupo comandado por una mujer, Alemania, pero el esposo de Angela Merkel no suele acudir a este tipo de eventos) y envíe a su vez mensajes diplomáticos importantes. 

Esta imagen de señora trabajadora y con responsabilidades de estado ha generado una ola de aplausos en las redes sociales, donde se destaca justo eso, que haga su labor. ”¡Una primera dama que trabaja”, ”¿Alguien se imagina a Melania haciendo eso?”, “Agradecida de que una mujer demuestre que no sólo es un jarrón, sino una compañera en la gestión”, “Gracias por representar a los ciudadanos con decencia y entrega”, se lee en los comentarios. 

También, claro, están los haters, los que la acusan de posar “con el boli mal cogido”, los que dicen que sólo “corrige los errores del discurso del marido” y los que, como si ella no importase, le preguntan dónde está Joe. Entre estos últimos está la cuenta oficial de los representantes republicanos, un gesto machista que ha sido muy criticado. 

Photo gallery La nueva primera dama de EEUU, Jill Biden See Gallery

EL HUFFPOST PARA AMBAR