Biden pide al Congreso de EEUU recuperar el derecho al aborto como ley federal: "Esto no ha acabado"

El presidente de EEUU ha asegurado que "hoy, EEUU retrocede 150 años".
|

“Hoy EEUU retrocede 150 años. Es un día muy triste para el país”. Joe Biden ha comparecido de urgencia tras la derogación del derecho al aborto por parte del Tribunal Supremo para mostrar su contrariedad por esta decisión, sobre la que ha asegurado que dará batalla legal para revocarla.

El presidente de EEUU se ha dirigido al Congreso como vía legal para salvar el derecho cercenado este viernes por el Alto Tribunal. “La única forma en que podemos asegurar el derecho al aborto es que el Congreso reinstaure de nuevo esta sentencia federal (de Roe v. Wade de 1973)”.

Las palabras de Biden tienen especial trascendencia ante las cercanas elecciones legislativas en el país, las conocidas como midterm, que tendrán lugar el 8 de noviembre. En ellas se renovará el Congreso, que ahora mismo mantiene una estrecha mayoría demócrata.

Por ello, en su mensaje a la nación (sin preguntas) ha aseverado que “este otoño debemos elegir muy bien los representantes”. “Necesitamos más líderes estatales que protejan este derecho a nivel local”.

El influjo de Trump en la decisión

Biden no ha olvidado a su predecesor al valorar la sentencia del Supremo. Así, considera que “esta decisión es la culminación de una ideología muy extrema que existe en la Corte Suprema”, en referencia al legado de Donald Trump. “Solo ha habido un presidente cuya Corte Suprema intenta vulnerar los derechos de las mujeres en este país, es algo nunca hecho antes, eliminar un derecho fundamental”.

En concreto, ha citado a tres jueces nombrados por Trump, los magistrados Neil M. Gorsuch, Brett M. Kavanaugh y Amy Coney Barrett, quienes según el mandatario demócrata “están en el centro de esta decisión de acabar con la balanza de la justicia y eliminar un derecho fundamental de las mujeres en este país”.

Ante esto, ha prometido hacer “todo lo que está en mi mano para defender” esos derechos. Ha querido ejemplificar sus medidas en el caso de que “si una mujer vive en un estado donde no puede abortar, debemos garantizar que no se le impida viajar a otro estado”.