INTERNACIONAL
07/11/2020 05:05 CET | Actualizado 07/11/2020 05:44 CET

Joe Biden asegura que "va a ganar" las elecciones pero evita declararse vencedor aún

El candidato demócrata, a las puertas de la Casa Blanca, acaricia la victoria en Pensilvania, Nevada y otros estados.

Joe Biden ya se ve en clave presidencial... sin atreverse a decirlo tal cual aún. El candidato demócrata ha lanzado un sonoro “vamos a ganar las elecciones”, aunque ha pedido esperar al final del recuento en su discurso en la noche de este viernes (sábado en España). Las palabras del veterano político llegan cuando todas las cuentas le sitúan a las puertas de la Casa Blanca.

Por ello no ha sido un mensaje electoralista, sino en tono de futuro presidente (a diferencia del lenguaje beligerante usado por Donald Trump estos días), cargado de proyectos de Gobierno hasta llegar a apuntar que “no vamos a esperar” al final del proceso para plantear medidas de urgencia.

El exvicepresidente con Barack Obama ha dedicado otro mensaje breve, sin preguntas, a la nación con un cierto cambio en su expresión; más directa que en anteriores ocasiones. No ha dudado en reconocer que “ver el recuento en televisión es lento”, pero ha pedido comprensión: “No olvidemos que no son solo cifras, representa a votantes”. Inmediatamente, ha mandado un mensaje muy claro a Donald Trump: “El proceso va a terminar. Me da igual cuánta gente quiera detenerlo, no voy a permitir que ocurra”, tras las constantes acusaciones de “fraude”, “robo” y demás pataletas judiciales del presidente

El proceso va a terminar. Me da igual cuánta gente quiera detenerlo, no voy a permitir que ocurraJoe Biden

Biden se ha hecho eco, de un modo más evidente que nunca, de las buenas previsiones electorales tras un viernes en el que ha adelantado a Trump en Georgia y Pensilvania, dos de los últimos bastiones a los que se agarraba el magnate. Un ‘sorpasso’ con sabor a victoria final a unos pocos miles de votos de confirmarse oficialmente: 

“Vamos a ganar Pensilvania; estamos ganando en Arizona, en Nevada... Podemos llegar a los 300 delegados (le vale con lograr 270). Llevamos 74 millones de votos y nuestro margen sigue creciendo. Cada hora que pasa es que un número récord de estadounidenses han elegido cambio, un mandato de ‘pasar a la acción’ contra el covid, contra el cambio climático... El pueblo ha hablado”.

“Seguimos esperando el resultado final... Pero no vamos a esperar hasta entonces”, ha proseguido de inmediato, para meterse en su plan de acción contra la emergencia del coronavirus, agravada más si cabe en EEUU, que ha superado los 100.000 casos en un día. “Ya hemos hablado con profesionales sanitarios. La crisis sanitaria sigue disparada, en casos y fallecimientos. Sé lo que es perder a seres queridos, por eso mi corazón está con todas las víctimas. Desde el primer día vamos a sacar un plan para controlar el virus”. 

Su comparecencia de este viernes es la cuarta consecutiva desde que se abrieron las urnas, aunque esta vez se ha hecho de rogar. Después de plantear una intervención junto a Kamala Harris en el ‘prime time’ televisivo local, (alrededor de las 2:00 AM en España) los planes variaron hasta una aparición en solitario tres horas más tarde. Harris solo ha aparecido acompañándole, a un lado. 

No ha faltado su referencia a “que se cuenten todos los votos”, la integridad del sistema y la unidad (“podemos ser oponentes, pero no enemigos, somos americanos”). Básicamente, todo lo contrario al plan de Trump, que ha pasado por autonombrarse triunfador, tachar de “fraude” las elecciones, pedir la paralización del recuento... De todo.

El “proceso” aún no ha concluido, pero Biden comienza a verse como el futuro presidente que será salvo que se produzca un terremoto electoral que ya casi nadie espera, ni siquiera el propio Trump.

Photo gallery Las 15 cosas que no sabías de Joe Biden See Gallery

NUEVOS TIEMPOS