TENDENCIAS
21/05/2019 13:44 CEST

Johnny Depp asegura ser la víctima de Amber Heard, y no al revés: "Fue la perpetradora"

La historia por la que los actores se enfrentan en los tribunales.

Getty

Última hora sobre el caso que enfrenta a Johnny Depp y a Amber Heard en los tribunales: ahora, la víctima de abuso es Depp, según la versión del actor a la que ha accedido la revista People. El protagonista de Piratas del Caribe asegura, incluso, que los cardenales que su exmujer tenía cuando pidió una orden de alejamiento en 2016 “eran pintados” y que las imágenes de vigilancia demostraban que “la semana anterior no los tenía”. Recapitulemos para entender la historia.

Se conocieron en el rodaje de Los diarios de Ron en 2011 y lo que comenzó de una forma idílica acabó de la manera más ‘turbia’ en agosto de 2018. Fue ahí cuando el intérprete de 55 años acusó a la actriz de 33 de defecar sobre su cama y aseguraba tener las pruebas... Sin embargo, Heard atribuyó la escena a los problemas intestinales de su perro. La empleada del hogar también aportó su versión: ‘aquello’ tenía tamaño humano.

La pareja se casó en 2014 y su matrimonio duró apenas 15 meses, hasta su separación en mayo de 2016, cuando ella pidió una orden de alejamiento tras asegurar que había sido víctima de violencia machista.

La separación, según confesó Depp en su momento, lo hundió en “una aguda depresión” que hizo que se refugiara en el alcohol: “No podía soportar el dolor en mi día a día”. 

 

Ahora, la historia coge una nueva dirección con la declaración del actor, que se presenta como la víctima. “Fue la perpetradora y yo la víctima. Mientras combinaba las anfetaminas recetadas y las drogas no recetadas con alcohol, cometió innumerables actos de violencia doméstica contra mí que en algunos casos me causó daños corporales graves. Me golpeó, me dio un puñetazo y me dio una patada”, afirma.

El actor atribuye otra de las escenas al momento en el que le pidió a su exmujer que firmara un acuerdo postnupcial: “Ella también me lanzó con frecuencia objetos, como botellas pesadas, latas de refrescos, velas encendidas, el mando de la televisión y disolventes de pintura que me hirieron gravemente”. De hecho, apunta que le cortó la punta del dedo con una botella de vodka por la que tuvo que pasar por quirófano y temió “perder el dedo, el brazo y la vida”. 

Una versión para rescatar su carrera hundida

Por su parte, el abogado de Heard asegura que la declaración de Depp no es más que “un intento desesperado” por rescatar su hundida carrera, aunque no sirve de nada “porque no engaña a nadie”. 

Si los tribunales le dan la razón al protagonista de Chocolat, el actor ingresaría 50 millones de dólares, es decir, la cantidad que le exige a Heard como indemnización por difamación tras el artículo de The Washington Post en el que su segunda exmujer (la primera fue Lori Anne Allison) aseguró en diciembre de 2018 haber sido víctima de abusos durante el matrimonio. No mencionó a Depp en ningún momento en el texto, pero ya lo había acusado de violencia de género en 2016 y todo el mundo entendió que se refería a él.

“Como muchas mujeres, he sido acosada y agredida sexualmente cuando estaba en la universidad. Pero me mantuve callada (...) y no me veía como una víctima”, escribió. “Hace dos años me convertí en una figura pública representando el abuso doméstico y sentí toda la fuerza de nuestra cultura de furia contra las mujeres que alzan la voz. Tuve el punto de vista privilegiado de ver, en tiempo real, cómo las instituciones protegen a los hombres acusados de abuso”, añadió.

Photo gallery Johnny Depp: fotos de su evolución See Gallery

ESPACIO ECO