Boris Johnson no tiene pruebas de chantaje en Downing Street... pero tampoco las va a buscar

El gobierno británico investigará los casos de chantaje si le llegan evidencias.
Boris Johnson saliendo de Downing Street.
Boris Johnson saliendo de Downing Street.
TOLGA AKMEN via Getty Images

El Gobierno de Reino Unido ha asegurado este viernes que no tiene intención de buscar “pruebas” que sustenten las denuncias de “chantaje”, “intimidación” y “presiones” supuestamente experimentados por diputados conservadores británicos que se han posicionado a favor de la dimisión del primer ministro, Boris Johnson.

Un portavoz de Johnson citado por Sky News ha indicado que el Gobierno “estudiaría cuidadosamente” lo ocurrido si se le presentan evidencias, pero ha declinado confirmar si se está llevando a cabo alguna investigación o se ha tenido conocimiento de alguna prueba.

El destacado diputado conservador británico William Wragg denunció el jueves que sus compañeros de partido que han abogado por la dimisión de Johnson se enfrentan a “chantaje”, “intimidación” y “presiones” por parte del Gobierno.

Downing Street ya tildó el jueves de “claramente graves” estas acusaciones y señalaron que no les consta “ninguna evidencia” que las apoye.

Johnson, que se aferra a su cargo por el momento, ya pidió a los parlamentarios y a sus colegas de partido esperar a las conclusiones de la investigación puesta en marcha para esclarecer lo sucedido con las fiestas en los peores momentos de la pandemia.

Por el momento, hay 20 diputados conservadores que han expresado su intención de activar el mecanismo para que Johnson, acorralado por las críticas, se enfrente a una moción de censura. Se necesitan 54 para que la petición salga adelante.

Las cosas de Boris Johnson