TENDENCIAS
20/05/2019 13:18 CEST

Jon Nieve subsana el error que más criticaron los fans de 'Juego de Tronos'

Jon se ha tomado su tiempo, pero al final lo ha hecho.

SPOILERS: si no quieres saber nada de lo que pasa en el último episodio de Juego de Tronos, no sigas leyendo.

 

La fría despedida que le dedicó Jon Nieve (Kit Harington) a su fiel lobo huargo Fantasma en el cuarto episodio de esta temporada fue uno de los momentos más criticados. En el final de Juego de Tronos, tras varios episodios (y temporadas, en realidad) esperando a que Jon le mostrara un poco de cariño a Fantasma, al fin lo ha acariciado.

HBO

Jon se ha tomado su tiempo, pero lo ha hecho y todo el mundo lo ha celebrado así:

Fantasma llevaba casi dos temporadas sin aparecer antes del estreno de la octava y última temporada y, cuando por fin aparece, Jon básicamente pasa de él: en el segundo episodio ni lo mira, en el tercer episodio lo manda a luchar contra los muertos en primera fila y en el cuarto episodio simplemente se despide (entonces aún no sabía si iban a reencontrarse) con una mirada, ni una mísera caricia pese a que ha perdido una oreja en la batalla.

El director del cuarto episodio, David Nutter, se excusó en declaraciones a la edición estadounidense del HuffPost diciendo que Jon se despidió así porque los lobos huargos están creados con tecnología CGI (imágenes generadas por ordenador).

“Consideramos que era mejor mantenerlo lo más simple posible y creo que fue una imagen mucho más poderosa así”, aseguró Nutter.

Los seguidores de la serie no aceptaron las explicaciones y las redes sociales son testigos de su indignación.

Ahora que Jon ha acariciado a Fantasma, las aguas han vuelto a su cauce.

 

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido y adaptado del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery Errores en 'Juego de Tronos' See Gallery