BLOGS
14/06/2019 07:21 CEST | Actualizado 14/06/2019 07:21 CEST

Jorge Javier Vázquez se carga a sus compañeros Carlos Sobera y Jordi González

Telecinco

Jorge Javier Vázquez no ha esperado a llegar al final de Supervivientes 2019. El presentador de las galas de los jueves se ha cargado mucho antes a sus compañeros, los encargados de conducir Tierra de nadie(Carlos Sobera) y Conexión Honduras (Jordi González). Solo Lara Álvarez se ha salvado de la quema del dueño del cortijo de Sálvame y a estas alturas, casi de Telecinco. El catalán está tan dispuesto a conseguir audiencia — y la está logrando desmedidamente— como a hacer lo que sea porque Isabel Pantoja llegue a la final (con el dinero que la cadena ingresa con ella, y viceversa, no es para menos).

Han sido demasiadas las oportunidades. Jordi González y Carlos Sobera han tenido un mes y medio para demostrar que estaban a la altura y han pegado un patinazo. Las galas de los jueves están llenas de ritmo, risas, broncas y momentos surrealistas, y el presentador es igual de protagonista, o más, que los concursantes. Las de los martes, de Carlos Sobera, pintaban bien en un principio, pero cada vez son más flojas; y las de los domingos, con Jordi González, son directamente soporíferas. Como si el presentador de La noria no se acordara de que tiene que mantener a la gente despierta hasta casi las dos de la mañana.

Lo de Jordi González se veía venir desde la final de GH DÚO, cuando Jorge Javier estaba convaleciente y él tomó el relevó. Fue con la gran reaparición de Isabel Pantoja en Telecinco, atracando su barco velero en Guadalix para contarle a su hijo que viajaría a Honduras. Los dos, Pantoja y Kiko Rivera, en el sofá, en directo en prime time y siendo (como siempre) líderes de audiencia... y fue el momentazo más desaprovechado de la televisión. Vamos, que fue un coñazo. Suerte la de Jordi González: Isabel Pantoja es un valor seguro para atraer espectadores. Aquella noche todo el mundo se acordó de la misma persona: Jorge Javier.

Y lo de Sandra Barneda...

Pese a ello, sin que aún se entienda muy bien por qué, Supervivientes decidió apostar por Jordi y no por Sandra Barneda (que por cierto, y al contrario que otros compañeros, nunca tuvo problemas en pronunciarse sobre las escenas machistas que SÍ EXISTÍAN en GH VIP cuando sí se contaba con ella en los realities). La escritora toreaba bastante mejor, pero ahora le toca cubrir las vacaciones de sus compañeros. Y mientras, se ha lanzado a YouTube.

Lo de Carlos Sobera también es un desperdicio. Tiene en sus debates a gente como Oriana o a la mismísima Bárbara Rey (canelita fina de la tele —VÉASE ESTE MOMENTO Y ESTE OTRO), y no termina de exprimirlas. Y mira que arrancó bien... pero también se ha estrellado.

Medirse a Jorge Javier no es fácil, y menos con tanta farándula en medio. Si es que le gusta una folclórica... y claro, mueve la bata de cola casi mejor que Isabel Pantoja. Sabe maniobrar con los concursantes y con los colaboradores como nadie. No le faltan los momentos tampoco en los que saca de quicio a todo el mundo y las redes arden con el comentario de Jorge Javier —esos titulares de los que él tanto se queja. Pero es que eso también es parte del juego, y el mundo sería muy aburrido si todos estuviésemos de acuerdo. Además, partimos de la base de que Supervivientes no es apto para puristas, de los que prefieren los programas ‘blancos’. Es un show. Y en el show, las comparaciones son odiosas. Pero existen, y sus dos compañeros salen perdiendo. Jorge Javier y su salero se los cargó.

Photo gallery Los famosos que ha fabricado Telecinco See Gallery

SOMOS LO QUE HACEMOS