Albares: "España lleva demasiados años siendo espectador del Sáhara Occidental"

El ministro de Exteriores explica en el Congreso la posición española, que considera da paso "a una nueva etapa esencial por todos los intereses en común con Marruecos".

Un giro copernicano a una postura de casi medio siglo “para defender los intereses de España y garantizar su seguridad y estabilidad”. La posición a favor de la autonomía del Sahara propuesta por Marruecos, conocida el pasado viernes, ha llegado este miércoles al Congreso en una comisión urgente donde el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ha explicado el nuevo rumbo adoptado por el Ejecutivo.

El alineamiento de Moncloa con Mohamed VI llega en un momento especialmente relevante por los efectos de la guerra en Ucrania en el suministro de gas, asunto clave en las relaciones con el norte de África. Especialmente con Argelia, que ha tildado el gesto de “segunda traición histórica” y ha llamado a su embajador en Madrid a consultas. No obstante, el ministro ha tratado de quitarle hierro a la polémica, asegurando que el país es un “socio y un suministrador de gas fiable que siempre ha cumplido sus contratos”.

Pese a ello, Albares ha justificado la “necesaria nueva etapa tras la grave crisis” del pasado año, en referencia a la entrada masiva de migrantes por Ceuta incitada por Marruecos por dar asistencia sanitaria al líder del Frente Polisario. “Es esencial por todos los intereses en común con Marruecos, en seguridad y estabilidad”, ha comenzado su intervención, señalando la cercanía estratégica, económica y social con “un socio y vecino clave”, evitando cualquier referencia inicial a Argelia.

“Argelia es un socio fiable, estratégico, un suministrador de gas fiable que siempre ha respetado sus contratos”

- José Manuel Albares, ministro de Exteriores

Albares ha indicado que la carta dada a conocer de forma sorpresiva por Rabat, fue el fruto de meses de trabajo y sus efectos serán inmediatos. “Una estrecha cooperación con Marruecos es clave para la seguridad de España y Europa”, en referencia a la entrada de inmigración irregular. “Desde el lunes, esta cooperación se ha visto reforzada”, ha matizado de inmediato.

Criticado por el resto de representantes políticos, José Manuel Albares se ha defendido en su segundo turno asegurando que “esta nueva etapa busca acabar con las mafias de trata de seres humanos”, insistiendo en la crisis migratoria.

También ha negado que lo del Ejecutivo de Sánchez sea un cambio radical en el criterio nacional. “El presidente Zapatero me llamó el sábado para expresarme su gran sorpresa de por qué había tanto revuelo con una postura que había sido la suya cuando Marruecos presentó su plan de autonomía, que él saludó en su momento”.

Visita la próxima semana para “normalizar” las conexiones con Marruecos

Esa cooperación, de la que ya habla en presente, comenzará a definirse a partir de la próxima semana. Albares ha anunciado que viajará a Rabat el viernes 1 de abril para tratar la “normalización completa de las conexiones entre Marruecos y España y la operación ‘Paso del Estrecho’” y “el refuerzo de manera controlada de personas y bienes entre los dos países”.

“Desde ese día empezaremos a desarrollar esa ambiciosa hoja de ruta de la que hablan los comunicados y que beneficiarán más a las comunidades más ligadas a Marruecos”, ha asegurado, en referencia a un encuentro que servirá para preparar la futura visita de Pedro Sánchez al reino alauita, sin precisar fecha.

“España lleva demasiados años siendo espectador del Sáhara Occidental. Hoy hay una gran oportunidad para tomar parte activa en su resolución”, ha proseguido el ministro de Exteriores. Esa resolución, pasa, en sus palabras por la propuesta de autonomía presentada por Marruecos, que considera “la base más seria, creíble y realista”.

““España lleva demasiados años siendo espectador del Sáhara Occidental. Hoy hay una gran oportunidad para tomar parte activa en su resolución”

- José Manuel Albares, ministro de Exteriores

Interpelado sobre si el movimiento de Sánchez es o no real politik, Albares ha tirado de una figura mucho más patria: “Ustedes dirán ‘vaya ministro más ‘Quijote’ que cree que va a contribuir a solucionar algo para desencallar la situación’. Pues llámenme Quijote, pero yo lo voy a intentar”.

El papel de Argelia, un socio “fiable”

Aunque Albares ha querido evitar una referencia constante a Argelia, sí se ha metido a fondo tras el turno de réplica. Del país norteafricano ha dicho que es “un socio fiable, estratégico, un suministrador de gas fiable que siempre ha respetado sus contratos y sobre eso no debe de quedar ninguna duda”.

“Su solidez como estado y suministrador que siempre cumple está fuera de toda duda. Es uno de los elementos por los que todos aplaudimos internacionalmente a Argelia”, ha añadido el jefe de la diplomacia española

Las primeras explicaciones de Sánchez

Sus palabras llegan horas después de que Pedro Sánchez haya dado sus primeras explicaciones desde que Rabat dio a conocer la noticia. Para el presidente, este miércoles de visita oficial en Ceuta y Melilla, “había un problema que era necesario resolver” y a raíz de esta posición, se establece una relación con Marruecos “mucho más sólida” en seguridad e inmigración.

El gesto unilateral provocó el rechazo de la otra parte de la coalición, Unidas Podemos, que se ha manifestado abiertamente a favor de la autodeterminación del Sáhara, además de las protestas del resto de grupos por la falta de explicaciones hasta ahora.