POLÍTICA
22/05/2019 20:08 CEST

Junts per Catalunya propondrá al preso Jordi Sànchez para acudir a la ronda de consultas con el rey

ERC no participará en su ronda de consultas.

AFP

Junts per Catalunya tiene decidido proponer a su cabeza de lista por Barcelona, Jordi Sànchez, que está en situación de prisión preventiva, para representar a la formación en la ronda de consultas que emprenderá el Rey en próximas semanas con vistas a la sesión de investidura.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que este miércoles acudió al Palacio de Zarzuela a informar al Rey de la constitución de las Cámaras, tiene el encargo de sondear a los distintas formaciones parlamentarias para preparar la lista de representantes políticos que tienen intención de participar en esa ronda de consultas.

Desde la formación independentista han confirmado a Europa que este miércoles aún no habían recibido llamada de Presidencia del Congreso pero que su intención es designar a Jordi Sànchez como su representante para ser recibido por el Jefe del Estado.

Pendiente de la suspensión

Sànchez, expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), asumió la plena condición de diputado este martes en la sesión constitutiva del Congreso, a la que pudo asistir con autorización de la Sala del Tribunal Supremo que le juzga en la causa del proceso soberanista y el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

El PP, Ciudadanos y Vox, han pedido ya que tanto Jordi Sànchez como los otros tres diputados procesados y en prisión preventiva sean suspendidos en sus funciones. Batet ha elevido una consulta al Tribunal Supremo y la Mesa del Congreso tratará este asuntos este jueves, aunque no se espera una decisión hasta la próxima semana. Las consultas del Jefe del Estado, en cualquier caso, se calculan para la primera semana de junio.

Por su parte, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que también tiene en prisión preventiva a su cabeza de lista, Oriol Junqueras, se mantiene en su negativa a participar en encuentros con el Jefe del Estado, una ruptura que se agravó tras el referéndum del 1 de octubre de 2017 y el discurso del Jefe del Estado del 3 de octubre de ese año.

De hecho, ERC ya se ausentó de las rondas de consultas que organizó Zarzuela tras las elecciones generales de diciembre de 2015 y las de junio de 2016. En aquella ocasión justificaban su actitud en que el Rey tampoco había recibido a la entonces presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

 

PULEVA PARA EL HUFFPOST