La Justicia europea se opone a que los accionistas de Banco Popular reclamen al Santander

El TJUE cierra la puerta a la restitución de cantidades invertidas e intereses devengados tras la venta de la entidad por un euro.
Un hombre camina ante un cajero del Banco Santander y una de las antiguas entidades del Popular, en una foto de archivo.
Un hombre camina ante un cajero del Banco Santander y una de las antiguas entidades del Popular, en una foto de archivo.
Pablo Blázquez Domínguez via Getty Images

La Sala Tercera del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictaminado que los antiguos accionistas de Banco Popular que adquirieron sus acciones antes de su resolución no pueden exigir responsabilidad a Banco Santander por la información contenida en el folleto ni una acción de nulidad del contrato de suscripción de esas acciones, lo que daría lugar a la restitución de las cantidades invertidas y de los intereses devengados.

El TJUE se alinea así con el criterio del Abogado General de la Unión Europea, Jean Richard de la Tour, que se pronunció sobre este asunto el pasado 2 de diciembre.

Los jueces señalan, no obstante, que el Derecho europeo prevé una salvaguarda que permite que si los accionistas y acreedores afectados por una resolución sufrieron más pérdidas con esta operación de las que hubieran sufrido en una liquidación ordinaria puedan reclamar ante la justicia la devolución de la diferencia.

Venta por un euro

La resolución del Banco Popular, ordenada en 2017 por las autoridades europeas por los problemas que arrastraba la entidad, se saldó con la amortización a cero de todas sus acciones y su venta al Santander por un simbólico euro, provocando una avalancha de demandas judiciales por parte de quienes perdieron su inversión.

Popular in the Community