POLÍTICA
26/10/2021 22:30 CEST

JxCat se queda solo en el Parlament a favor de la reforma de reglamento para blindar a Borràs

En caso de que la presidenta de la cámara sea procesada por corrupción.

Europa Press News via Getty Images
Laura Borràs, presidenta del Parlament.

JxCat ha sido la única fuerza política que ha expresado sintonía con la propuesta de reforma del reglamento del Parlament que permitiría blindar -en caso de ser procesada por corrupción- a la presidenta de la cámara catalana, Laura Borràs, hasta que hubiese una hipotética condena firme.

Los servicios jurídicos del Parlament han elaborado una propuesta de reforma del reglamento -entregada este martes a la Mesa- que permitiría a Borràs mantener su escaño ante una eventual apertura de juicio oral o ante un procesamiento judicial contra ella.

El pasado mes de junio, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña acordó proseguir con la investigación que el Tribunal Supremo abrió a Borràs por la presunta adjudicación irregular de contratos cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes, justo antes de su salto a la política a finales de 2017.

El informe, titulado “Propuestas jurídicas y técnicas de reforma del reglamento”, consta de 244 páginas e incluye una sugerencia que podría ser clave dada la situación personal de Borràs: en la sección dedicada a las “causas de suspensión de los derechos y deberes parlamentarios”, sugiere la modificación del artículo 25 del reglamento de la cámara para eliminar el apartado 4.



Este apartado -que quedaría suprimido- establece que “en los casos en que la acusación sea por delitos vinculados a la corrupción, la Mesa del Parlament, una vez sea firme el acto de apertura del juicio oral y tenga conocimiento de ello, debe acordar la suspensión de los derechos y deberes parlamentarios de manera inmediata”.

La portavoz parlamentaria de JxCat, Mònica Sales, ha puesto de relieve que el informe de los letrados señala que este artículo -que en su día votó Junts pel Sí- es “inconstitucional”, por lo que ha pedido al resto de grupos que “no hagan un uso partidista” de ello y “se avengan a hacer posible un reglamento del siglo XXI”.