POLÍTICA
29/09/2020 10:05 CEST | Actualizado 29/09/2020 11:01 CEST

JxCat y ERC acuerdan que Aragonès asuma "interinamente funciones limitadas" de Presidencia

El actual vicepresidente no va a ocupar ni siquiera el despacho de Torra

Europa Press News via Getty Images
Pere Aragones y Quim Torra, el pasado 12 de febrero de este año, en el Parlamento.

JxCat y ERC han acordado que el vicepresidente del Govern catalán, Pere Aragonès, asuma “interinamente funciones limitadas” de Presidencia después de la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que ha ratificado la inhabilitación de Quim Torra como presidente de la Generalitat.

Así lo recoge el acuerdo entre ambas formaciones para la coordinación política y el funcionamiento de las instituciones tras la inhabilitación de Torra, donde se destaca que es lo que establece la Ley de la Presidencia y que también se basan en el informe del gabinete jurídico de la Generalitat.

“El vicepresidente, como todos los miembros del Govern, mantendrán sus ámbitos de trabajo y de representación en todos los espacios, públicos y privados, también en relación a las comparecencias parlamentarias”, añade el texto. Con el objetivo de evidenciar la “represión” del Estado, también han acordado dejar vacantes todos los espacios propios de la presidencia de la Generalitat y del Presidente, así como su despacho y la silla que ocupa en el Consell Executiu.

“Queremos preservar el honor y la legitimidad de esta figura que el Estado quiere controlar y así se constata en el presente acuerdo”, destacan.

Queremos preservar el honor y la legitimidad de esta figura que el Estado quiere controlar y así se constata en el presente acuerdo

Además, una vez inhabilitado, Torra no asumirá “ningún rol simbólico” en el Govern en funciones, aunque estará a disposición del Ejecutivo catalán, tal y como él mismo dijo en su última declaración institucional.

En relación al calendario que deja la inhabilitación del presidente catalán, se constata que queda en manos del presidente del Parlament, Roger Torrent, y se ha encargado al Procicat la aprobación de un plan sectorial sobre la celebración de las elecciones, que establezca las condiciones y los indicadores que se deberán tener en cuenta para que puedan realizarse “en condiciones sanitarias seguras”.

También han acordado crear un grupo de coordinación paritario en el que participen, como mínimo, el vicepresidente, un conseller de JxCat, un representante permanente de los grupos de JxCat y ERC y otro miembro de cada partido del Govern de coalición.

Por consenso

Así, cualquier decisión extraordinaria que deba tomarse deberá tener el consenso de los socios del Govern: “Consenso, coordinación, esfuerzo y responsabilidad. Son los conceptos que pretendemos que enmarquen la etapa que se abre en el Govern de la Generalitat provocada por la sentencia del Supremo”.

Además, se reforzará al máximo las atribuciones de cada miembro del Govern para seguir luchando contra a la pandemia del coronavirus y sus consecuencias así como para defender los derechos y libertades de los ciudadanos.

La declaración institucional que Torra hizo tras su inhabilitación también formaba parte de dicho acuerdo, así como la solicitud de un pleno en el Parlament para “denunciar el ataque” a las instituciones catalanas, que JxCat y ERC ya han solicitado.

Consenso, coordinación, esfuerzo y responsabilidad. Son los conceptos que pretendemos que enmarquen la etapa que se abre en el Govern de la Generalitat provocada por la sentencia del Supremo

Los partidos prevén presentar mociones para criticar esta inhabilitación en los ayuntamientos, en el Parlamento Europeo y en organismos internacionales.

Al inicio del acuerdo, JxCat y ERC recogen la voluntad “inequívoca” de seguir trabajando por la independencia, por lo que reclaman libertad para poder ejercer el derecho a la autodeterminación y libertad para los presos independentistas.

 

Sin tripartito

Miquel Iceta, líder del PSOE catalán, ha dicho hoy en Onda Cero que “ir con Ciudadanos y PP a las elecciones no es la opción más inteligente y no se producirá porque hay sumas que no suman, sino que restan”. 

Iceta asegura que él será el candidato a la presidencia de la Generalitat y no Salvador Illa: “Todavía no me han nombrado pero creo que así va a ser”. Dice que el papel que está adquiriendo Salvador Illa le hace muy imprescindible en Madrid y cree que “haríamos un mal negocio el Gobierno y España si le perdiésemos”. “Salvo terremoto o problema cardiaco agudo, seré candidato”, asevera.

Por su parte, el líder de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, ha avalado este martes que las próximas elecciones catalanas sirvan para “refrendar, confirmar y ampliar” el “mandato del 1-O”, tal y como planteó ayer el expresidente de la Generalitat Quim Torra tras ser inhabilitado.

En declaraciones a TV3, Rufián ha señalado que “todo el ciclo electoral pasado, presente y futuro tiene que continuar conformando estas mayorías y ampliándolas”.

Photo gallery El álbum personal de Torra See Gallery