INTERNACIONAL
25/03/2021 03:05 CET

Kamala Harris asume la gestión de la crisis migratoria en la frontera de EEUU

La vicepresidenta colaborará con México, El Salvador, Honduras y Guatemala.

EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS
La vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris.

Las imágenes de niños acurrucados en el suelo, bajo mantas de aluminio, en habitaciones improvisadas llenas de gente han dado la vuelta al mundo este miércoles y han vuelto a poner sobre la mesa la crisis en la frontera de Estados Unidos. Las fotografías, tomadas en un centro de detención de Texas difundidas por la agencias Reuters, han obligado al presidente, Joe Biden, a reaccionar, y ha encargado a la vicepresidenta, Kamala Harris, la gestión de la migración. 

Harris asumirá la misión de frenar la migración irregular dentro de Centroamérica y la coordinación con El Salvador, Honduras y Guatemala para combatir los problemas de violencia y corrupción que provocan la huida de sus ciudadanos hacia el norte. 

La llegada masiva de migrantes, muchos de ellos menores no acompañados que saturan los sistemas de acogida, es uno de los mayores retos de la Administración Biden. “No se me ocurre a nadie mejor cualificado para hacer esto”, ha subrayado el presidente durante una reunión celebrada en Washington.

Desde la Casa Blanca han repetido el mensaje a los migrantes de que “no vengan” a EEUU. Mientras, la crisis ha aumentado en los últimos meses junto a las críticas hacia el Gobierno de Biden. 

Estas se han centrado en la situación de los menores que han cruzado la frontera en las últimas semanas y que han tenido que quedarse más tiempo del permitido por la ley en centros de Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) que están diseñados para adultos, no para niños o adolescentes.

A comienzos de la semana, más de 5.000 menores no acompañados se encontraban bajo custodia del CBP, según informó la CNN. El nombramiento de Harris es el último movimiento del Gobierno para lidiar con una crisis a la que aún se niegan a llamar como tal. 

En respuesta a su nombramiento, Harris ha reconocido que “no hay duda de que existe una situación compleja” y habló de la necesidad de fortalecer la frontera mientras se refuerza la relación con los países del Triángulo Norte y se estimula la colaboración con el sector privado.

Los dos cometidos de Harris

La vicepresidenta tendrá dos cometidos, han detallado en una rueda de prensa telefónica funcionarios de la Administración. El primero será frenar la llegada irregular de migrantes a EEUU con medidas para fortalecer la frontera y programas para que los centroamericanos puedan tramitar desde sus países de origen sus peticiones de asilo.

En segundo lugar, Harris supervisará los esfuerzos diplomáticos para fortalecer la colaboración con los países del Triángulo Norte, de donde procede la mayor parte de migrantes que han llegado en las últimas semanas a EEUU.

En este sentido, el objetivo de Harris será ayudar a esas naciones a combatir la corrupción, proveer oportunidades económicas a sus ciudadanos y fortalecer sus instituciones y Estado de Derecho.

De momento, Harris no tiene planeado viajar a Centroamérica, ha explicado uno de los funcionarios. Sin embargo, en una entrevista con la cadena CBS, la vicepresidenta sí se ha comprometido a visitar la frontera con México, aunque no ha precisado si lo hará pronto.

Photo gallery Kamala Harris See Gallery

NUEVOS TIEMPOS