Kamala Harris, una vicepresidenta en Converse y perlas

Esto es lo que su estilo dice de ella.

Kamala Harris hará historia cuando jure el cargo de vicepresidenta de Estados Unidos. No sólo será la primera mujer en hacerlo, también la primera persona negra y de ascendencia asiática en ocupar el puesto.

Cuando llegue el momento —si todo va bien el próximo 20 de enero— Harris tomará posesión en las escaleras del Capitolio de Washington con un collar de perlas. Durante toda su carrera la demócrata ha hecho de este complemento su seña de identidad y no sólo porque sea habitual en los círculos de poder o le resulte favorecedor. Hay mucha historia detrás.

La senadora y exfiscal de California estudió en la Universidad de Howard, un college histórico para los afroamericanos, donde formó parte de la hermandad Alpha Kappa Alpha, AKA. Se trata de la primera hermandad con letras griegas fundada por mujeres negras, a las que se conoce como las ‘Veinte Perlas’. Cuando una nueva estudiante entra a formar parte de ella obtiene como regalo de iniciación una insignia con veinte perlas.

Las perlas de Kamala Harris

Harris posó en su foto de graduación orgullosa con un collar de perlas y no se ha vuelto a separar de él. Tiene toda una colección: perlas clásicas rodeadas de oro, negras, de doble cadena... la lista es infinita y se han convertido ya en un símbolo y una manera de recordar sus orígenes. Glenda Glover, presidenta de la hermandad explicó en agosto a Vanity Fair que esas perlas significan “refinamiento y sabiduría”.

Desde que comenzó su carrera política, primero como fiscal y luego como senadora por California, los trajes de chaqueta y pantalón han sido una constante en el armario de Harris. La futura vicepresidenta suele apostar por tonos neutros, sobrios y oscuros. Los combina con blusas de seda con lazada o cuello cuadrado y finos jerséis de punto y, por supuesto, sus collares de perlas.

Como contrapeso a esa imagen dura de fiscal, Kamala Harris utiliza zapatillas Converse. La demócrata ha profesado en infinidad de ocasiones su adoración por este calzado deportivo y comenzó a utilizarlas en actos públicos cuando presentó su candidatura a presidenta en las primarias demócratas.

“Muestran que es una mujer trabajadora activa, una profesional”, explicó el asesor de imagen Joseph Rosenfeld a la edición estadounidense del HuffPost. La combinación de trajes o americanas con Converse demuestran que es un mujer seria y centrada en su trabajo, además de práctica.

A pesar de que las prendas más formales reinan en su armario, Harris también ha sabido mostrar su lado más relajado numerosos actos públicos, como en la celebración del orgullo en San Francisco, donde vistió una cazadora vaquera de lentejuelas con los colores de la bandera LGTBI. La combinó, por supuesto, con Converse.