Una niñera española con un límite infranqueable: el control de Kate y Guillermo con sus hijos

A los duques de Cambridge no les ha gustado nada una nueva serie de humor negro sobre su hijo George.
Los duques de Cambridge junto a sus hijos el 23 de abril de 2020.
Comic Relief BBC Children in Need/Comic Relie
Los duques de Cambridge junto a sus hijos el 23 de abril de 2020.

La familia real británica lleva un año de polémicas. Después de la más que sonada entrevista de Meghan Markle y Harry con Oprah Winfrey y las acusaciones de racismo a la Casa Real británica, se desveló que realmente Buckingham discrimina a las minorías étnicas de los altos cargos de la institución.

A pesar de que Isabel II quedaba exenta de estas restricciones, la polémica ha hecho que se ponga el foco en el servicio de la casa Windsor. La última noticia la protagoniza la niñera de George, Charlotte y Louis, los hijos de Kate y Guillermo.

La nana de los príncipes es española, concretamente de Madrid, aunque se ha formado en la exclusiva escuela de niñeras de Norland. Se llama María Teresa Turrión Borrallo, tiene 50 años y tiene una gran responsabilidad en el estricto cuidado de los pequeños, especialmente de George, que previsiblemente se convertirá en rey tras su padre.

Dentro de las indicaciones que sigue Turrión destaca una palabra que no debe decir bajo ningún concepto. Según ha informado The Sun, la niñera no puede pronunciar la palabra “niños” cuando los príncipes estén presentes. De este modo, los duques de Cambridge quieren que sus hijos crezcan “con seguridad en sí mismos” sin que se les limite de ninguna forma y tengan libertad para ser espontáneos.

María Teresa Turrión Borrallo junto a los duques de Cambridge, la reina Isabel II y la princesa Charlotte.
Chris Jackson via Getty Images
María Teresa Turrión Borrallo junto a los duques de Cambridge, la reina Isabel II y la princesa Charlotte.

Según el experto en la realeza consultado por The Mirror Louis Heren, “la palabra niño está prohibida. Es una señal de respeto a los pequeños como individuos”. En su lugar, la institutriz debe dirigirse a ellos por su nombre para evitar caer en una “falta de respeto”.

Esta estricta educación se basa, según los medios británicos, en las deficiencias que Guillermo y Harry han denunciado sobre su educación, especialmente, la falta de autonomía y personalidad que tenían así como la relación con el exterior.

Una polémica serie con George como protagonista

El control sobre la imagen de sus hijos no se queda ahí. La reciente serie de humor negro de HBO The Prince, que cuenta con el príncipe George como protagonista, no ha gustado nada a Guillermo y Kate.

La producción, creada por Gary Janetti, guionista de Padre de familia, es una sátira que muestra a George como un niño malcriado y caprichoso. Pero más allá de él, la serie muestra a su familia —sí, también a Harry y Meghan tras su salida de la familia real— y ninguno sale bien parado.

Las críticas han sido feroces también en redes sociales, donde muchos la han calificado como una “falta de respeto” hacia la Casa Real británica e incluso, los más conspiranoicos, como una forma de Harry y Meghan de desprestigiar a la institución a través de la figura de George.

El tercer hijo del príncipe Guillermo y Catalina de Cambridge