Esto es lo que Kelly Osbourne tiene que decir sobre su llamativa bajada de peso

38 kilos menos.
La cantante Kelly Osbourne en los American Music Awards de Los Angeles (EEUU) en noviembree de 2019.
La cantante Kelly Osbourne en los American Music Awards de Los Angeles (EEUU) en noviembree de 2019.

La cantante y actriz británica Kelly Osbourne ha sorprendido esta semana a sus seguidores con su radical cambio de imagen. Las últimas fotos publicadas en Instagram muestran una llamativa bajada de peso de la hija del músico y compositor Ozzy Osbourne y la presentadora Sharon Osbourne. Algunas la comparan con la reciente transformación de Adele.

Osbourne ha perdido 38 kilos, según aclaró en la respuesta a un comentario de Olivia TuTram Mai, madre de la presentadora Jeannie Mai. "¡Oh, Dios mío, has perdido mucho peso!”, le escribió.

Osbourne, de 35 años, usa ahora la talla 26 (36, en Europa), según mostró ella misma este sábado en una publicación de Instagram Stories. “Sí... ¡Presumo porque trabajé duro y me siento bien!”, escribió al compartir una foto de la etiqueta de una prenda.

Instagram Storis de Kelly Osbourne
Instagram Storis de Kelly Osbourne

Sobre cómo tomó la decisión de cambiar la imagen habló el pasado mayo en el podcast The Recovery Featuring Kelly Osbourne. Fue en 2017 tras varios años de lucha contra las drogas y alcohol. “Estuve muy perdida. No había ido a una tienda de comida en tres años ni había hecho cosas normales. Pensé: ’Ya no quiero vivir así”, explicó la cantante, que habló de sus adiciones en el libro autobiográfico There Is No F*cking Secret: Letters From a Badass Bitch.

“Estaba muy borracha cuando llamé a mi hermano Jack. Recuerdo que le dije llorando: ’Ya no quiero ser una perdedora gorda y borracha. Quiero ser un flaca ganadora”, explicó la cantante en el podcast.

Kelly Osbourne, en abril de 2017.
Kelly Osbourne, en abril de 2017.

Lo que se sabe ya de antes es la opinión de Osbourne, que ya experimentó una importante bajada de peso en 2009 cuando participó en Dancing With the Stars, sobre lo que significa salirse de los cánones.

“En Hollywood es peor estar gorda que tomar drogas”, declaró un año después en la revista US Weekly. “Nunca lo entenderé”, dijo la cantante, que confesó que el sobrepeso le había hecho mucho daño también durante su infancia.

“Un día, iba bajando la calle y una detestable adolescente me gritó desde un coche ‘¡Estás gorda!’. Fui llorando a mis padres. Prefiero que me llamen fea a que me llamen gorda”, contó Osbourne, que en 2011 mostró su cambio de imagen en la revista Shape. “Nunca pensé en un millón de años que sería esa chica sana que se despierta todas las mañanas para hacer ejercicio”, declaró.

Kelly Osbourne, en la revista 'Shape' en 2011.
Kelly Osbourne, en la revista 'Shape' en 2011.

A la llamativa bajada de peso de 2009 le siguió un importante efecto rebote, fruto del cambio de dieta, que Osbourne ha atajado en los últimos años a base de “hacer ejercicio y comer bien”, explicó en Daily Express en 2019. “Tienes que comprometerte con un cambio de vida en lugar de estar a dieta”, aseguró la cantante, que ya al despedir el año anunció que habían sido 365 días increíbles aunque lo mejor estaba por venir .”¡2020 va a ser mi año! ¡Es hora de ponerme a mí como prioridad”.

La evolución de Adele