POLÍTICA
30/12/2019 11:08 CET | Actualizado 30/12/2019 15:12 CET

La Abogacía pide al Supremo que permita a Junqueras tomar posesión como eurodiputado

El documento solicita al alto tribunal que posibilite el ejercicio de su función representativa mientras sea miembro de la Eurocámara.

REUTERS
Oriol Junqueras en el Congreso.

La Abogacía del Estado ha solicitado este lunes al Tribunal Supremo que permita a Oriol Junqueras tomar posesión como eurodiputado. Los abogados consideran que el alto tribunal debe estimar el recurso interpuesto por la defensa del líder de ERC contra la decisión de no concederle un permiso penitenciario para que tome posesión como representante comunitario.

El organismo que dirige Consuelo Castro ha pedido que el Supremo haga posible al exvicepresidente catalán el ejercicio de su función representativa mientras mantenga su estatus de eurodiputado. ¿Por qué? Para que se aplique la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del pasado 19 de diciembre que reconoce la inmunidad del líder de ERC desde el momento en el que se proclamaron los resultados electorales del pasado 26 de mayo.

La Abogacía ha considerado que Junqueras sigue gozando de inmunidad como representante ya que, hasta el momento, la Junta Electoral Central —el órgano que resuelve las cuestiones relacionadas con la proclamación de candidatos—, no se ha pronunciado sobre la incompatibilidad de su condena con su condición de parlamentario europeo electo.

Este viernes 3 de enero la Junta Electoral, que admitió los recursos interpuestos por PP y Ciudadanos para torpedear la investidura de Sánchez, decidirá sin comunica o no a Bruselas que Junqueras está inhabilitado por sentencia firme y, por tanto, no puede ejercer como representante en la Cámara comunitaria.

Ahora, el Supremo decidirá en los próximos días cómo aplica la resolución europea y en qué afecta al político catalán. El alto tribunal no tiene un plazo predeterminado para pronunciarse, de hecho las partes tenían margen para informar hasta el jueves 2 de enero, por lo que su respuesta podría producirse a partir del día 3 o incluso después de Reyes, informa Efe.

La Abogacía, no obstante, también ha reclamado a los magistrados españoles que soliciten “a la mayor brevedad” al Parlamento Europeo la suspensión de la inmunidad de Junqueras reconocida por Luxemburgo para que se cumpla con la sentencia del procés que tiene al dirigente independentista en la prisión catalana de Lledoners.

Según ha difundido en nota de prensa, la Abogacía otorga “total validez” a la resolución del Supremo que condenó al líder de ERC a 13 años por sedición y malversación, ya que se ha dictado “con estricta observancia de las normas esenciales del procedimiento penal”.

La posición de la Abogacía sobre la sentencia se une a la de la Fiscalía, la defensa de Junqueras y la acusación particular que ejerce Vox, partes interesadas en la causa del procés. Y era el requisito previo de ERC para facilitar la investidura de Sánchez con su abstención y cerrar definitivamente un acuerdo que, según ha publicado la Cadena SER, está cerrado, porque los republicanos ven “aceptable” la posición de la Abogacía.

Este lunes, Sánchez presenta el acuerdo al que ha llegado con el PNV junto al presidente jeltzale Andoni Ortuzar para que los 6 diputados nacionalistas le den su sí al candidato socialista. Y después, junto a Pablo Iglesias, dará a conocer los detalles del pacto de Gobierno de coalición al que ha llegado con Unidas Podemos para arrancar el primer Ejecutivo conjunto de izquierdas desde la Segunda República.

La deliberación sobre la situación de Junqueras ha sido “una tarea compleja”, según han reconocido los abogados, porque, arguyen, solo han contado con “los limitados pronunciamientos de la Sentencia del TJUE”. Y han recalcado que esa complejidad también se deriva de “la falta de adaptación del marco normativo”.

La Abogacía reconoce el error

Cuando se proclamaron los resultados electorales que convirtieron a Oriol Junqueras en eurodiputado electo, este se encontraba en prisión provisional. Y  la Abogacía, que en dos informes previos se mostró favorable a la salida de Junqueras, ha entendido que la sentencia del TJUE “se opone, en particular, a que una medida judicial como la prisión provisional pueda obstaculizar la libertad de los miembros del Parlamento Europeo”.

Los abogados consideran que se debía haber “levantado la medida de prisión provisional impuesta al objeto de permitirle desplazarse al Parlamento Europeo y cumplir allí las formalidades requeridas”. Y que, si el tribunal nacional competente estima que debe mantenerse la medida de prisión provisional, debe solicitar a la Eurocámara que suspenda dicha inmunidad.

Las “claves” de la sentencia europea

La representación del Estado ha apuntado una serie de “claves” para entender los efectos que produce la inmunidad reconocida a Junqueras. El escrito señala que los efectos de la inviolabilidad “no deben limitarse a permitir al eurodiputado electo desplazarse al Parlamento Europeo”.

La inmunidad, ha zanajado la Abogacía, “tiene como finalidad expresa que los miembros de esa Cámara puedan dar cumplimiento a su misión”, es decir, ejercer como eurodiputado. Por tanto, es el Supremo quien debe decidir la forma en la que hace posible que el líder independentista desempeñe esa misión.

Los abogados del Estado han recordado, además, que el derecho europeo forma parte de los sistemas jurídicos de los Estados miembros de la Unión y que estos están obligados a respetarlo. El organismo, dependiente de Ministerio de Justicia, aclara que la sentencia del TJUE tiene primacía sobre los derechos nacionales.

“Esto supone que, en caso de conflicto entre una norma nacional y una disposición o un acto de una institución europea, los órganos jurisdiccionales nacionales deben aplicar la disposición europea”, ha explicado en un mensaje claro a al partido de extrema derecha Vox, que desde que se conociera la sentencia del TJUE ha cargado contra las instituciones comunitarias y las ha acusado de injerir.

Photo gallery Oriol Junqueras See Gallery

El HUFFPOST PARA EL ÁGUILA