La actividad del volcán de La Palma disminuye hasta "prácticamente desaparecer"

Es la primera vez que se registra un periodo tan largo de tranquilidad en la actividad del volcán.
Un científico camina cerca del volcán de La Palma.
Un científico camina cerca del volcán de La Palma.
via Associated Press

El volcán de La Palma ha entrado en una fase aparente de letargo aunque se mantiene la precaución. La emergencia volcánica en la isla “está claramente atenuada”, puesto que el cráter no emite lava, no hay señal de tremor desde la noche del lunes, no hay inflación del terreno y la sismicidad es baja, datos que mantienen a los científicos en situación de prudente espera.

“No podemos decir que nos encontremos ante lo que usted quiere y yo más que usted: que esto se acabe”, ha contestado Miguel Ángel Morcuende, portavoz del comité técnico del Plan de emergencia volcánica de Canarias (Pevolca) ante la petición de los medios para que interpretara los indicadores favorables de las últimas horas.

Morcuende ha detallado que la actividad ha disminuido hasta “prácticamente desaparecer” y permanece en estos momentos en una “situación de impás” en la que sólo es visible una “escasa y débil” actividad fumaroliana y sin que el cono esté emitiendo lava. No obstante, los científicos mantienen la prudencia a la hora de hablar del final de la erupción.

Por eso, “la impresión puede ser una y la realidad puede ser otra”, así que la actitud del comité científico del Pevolca es “de prudencia, tranquilidad y espera. En principio esto va razonablemente bien pero nada más”, ha indicado el portavoz.

Los pequeños aportes de lava se dirigen al frente de la colada 9, por el suroeste de la erupción, con pequeños derrames por encima de la montaña de Cogote, explico Morcuende, quien ha matizado que hay aún mucho calor residual.

Descenso del tremor

El vulcanólogo del Instituto Geográfico Nacional Rubén López ha afirmado este martes que la bajada total del tremor en las últimas horas es un dato a tener muy en cuenta para la evolución de la erupción volcánica ya que es la primera vez que se registra un periodo tan largo de tranquilidad en la actividad del volcán.

La actividad visible durante la mañana ha sido escasa desde la cara norte, y aunque aún no conoce los datos de reconocimiento aéreo que realiza la UME con drones, López ha comentado que “la lava, desde luego, ha disminuido su volumen de emisión”.



La ausencia del tremor despeja la posibilidad de un taponamiento puntual, según el experto, que explica que, no obstante, “todavía es muy pronto para saber por qué ha tenido este repunte tan intenso y luego una caída tan grande”.

López ha confiado en que este episodio se prolongue en el tiempo con un tremor en estos valores y con algún pulso esporádico y ha señalado que “es lo que todos ansiamos pero que por ahora no podemos ver que esté ahí”.

Cumbre Vieja erupciona en El Paso

Las 10 imágenes más espectaculares del volcán de La Palma