INTERNACIONAL
27/09/2019 19:41 CEST

La Agencia Anticorrupción de Ucrania niega que haya investigado al hijo de Biden

Trump afirmó en su polémica conversación con Zelenski que la Fiscalía General debería indagar su papel con la empresa gasística Burisma

Associated Press
Hunter Biden, retratado en 2012. 

La Agencia Nacional Anticorrupción de Ucrania ha informado de que está investigando la actividad de la empresa Burisma -que tuvo contratado desde 2014 como asesor a Hunter Biden, hijo del exvicepresidente estadounidense Joe Biden- pero ha dejado claro que sus indagaciones se centran en un periodo, de 2010 a 2012, en el que el abogado norteamericano no estaba en nómina de la firma gasística.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó en su polémica conversación telefónica con el mandatario de Ucrania, Volodimir Zelenski, que la Fiscalía General ucraniana debería investigar al hijo de Biden por su trabajo en la empresa gasística Burisma y aseguró que el vicepresidente Biden había impulsado el cese del anterior fiscal general ucraniano por querer investigar a su hijo.

Sin embargo, el entonces fiscal general ucraniano, Viktor Shokin, fue cesado porque el Gobierno ucraniano consideró que no estaba investigando casos de corrupción que venían de la etapa en la que Alexander Yanukovich estaba al frente del país. Yanukovich abandonó el poder en febrero de 2014 y huyó del país por la presión de las manifestaciones en su contra en la plaza del Maidán.

La polémica llamada de Trump a Zelenski ha provocado que los demócratas pongan en marcha el procedimiento para iniciar un proceso parlamentario de destitución (impeachment, en inglés) contra Trump por considerar que actuó de manera irregular aprovechándose de su cargo para obtener ventaja en las próximas elecciones presidenciales.

“Los cambios en la junta de Burisma Limited que están actualmente atrayendo la atención internacional tuvieron lugar en mayo de 2014 (la fecha en la que se incorporó como asesor Hunter Biden) y, por tanto, no son y nunca han sido objeto de una investigación”, ha afirmado la Agencia Nacional Anticorrupción de Ucrania.

Hunter Biden fue director en la junta de Burisma desde 2014 a 2018, según consta en documentos presentados por la empresa en Chipre, donde está registrada. La investigación de la Agencia Nacional Anticorrupción se centra en un periodo en el que Ucrania estaba gobernada por Viktor Yanukovich, un aliado del Kremlin. Burisma contrató a Hunter Biden después de que Yanukovich abandonara el poder. 

La agencia ucraniana ha dicho que lo que está investigando son los permisos concedidos por responsables del Ministerio de Ecología para el uso de recursos naturales a una serie de empresas gestionadas por Burisma.

Tras la salida de Yanukovich, muchas empresas ucranianas intentaron distanciarse de sus relaciones con las anteriores autoridades ucranianas, más cercanas a Rusia, y algunas firmas invitaron a personalidades de Occidente a incorporarse a sus juntas.

No han sido llamados a declarar

Nazar Jolodnitski, director de Investigación Anticorrupción de la Fiscalía de General de Ucrania, ha explicado en la cadena de radio Novoye Vremya que ni Joe Biden ni su hijo han sido llamados a declarar en el marco de las investigaciones de la Agencia Nacional Anticorrupción sobre Burisma.

”Por el momento, este caso está en el aire, por así decirlo. En el aire significa que no hay una investigación en curso. Por el momento, los detectives y los fiscales no entienden lo que se supone que están investigando”, ha concluido.

En este contexto, Mikola Azarov, que fue primer ministro en la última etapa del presidente Yanukovich y que está reclamado por las autoridades ucranianas por abuso de poder, ha asegurado que Ucrania debería investigar el papel de Hunter Biden en la gasística ucraniana.

Azarov ha dicho que no tiene constancia de pruebas de supuestas irregularidades de Hunter Biden pero que considera que debería investigarse para que todo quede claro. El exprimer ministro ucraniano ha señalado que es importante investigar qué hizo Biden para justificar su elevado salario en la empresa ucraniana. “Creo que es esencial”, ha dicho Azarov, en declaraciones a Reuters en Moscú, donde reside desde que huyó de Ucrania por las protestas del Maidán.

“Dado que esta pregunta se ha hecho hay una verdadera razón para que se analice. Es un hecho (su cargo y su sueldo) y no se ha inventado. Debería ser investigado”, ha afirmado. En este sentido, Azarov ha dicho que los investigadores deberían tratar de determinar desde un punto de vista legal si el sueldo de Biden era un regalo o verdaderamente correspondía al trabajo de asesoramiento que hacía.

“Si, utilizando este conocimiento, tuvo un papel activo, entonces no haya nada escandaloso pero si simplemente estaba en los libros de cuentas haciendo dinero, eso podría ser considerado como una violación de la legislación”, ha señalado.

Azarov ha dicho también que deberían investigarse las circunstancias del cese del fiscal general ucraniano en 2016.

Llamadas confidenciales

Por su parte, el exministro de Asuntos Exteriores ucranianos Pavlo Klimkin ha dicho en una entrevista a Reuters en Kiev que se ha visto sorprendido por el hecho de que la Casa Blanca haya difundido detalles confidenciales de la llamada de Trump a Zelenski.

Klimkin ha afirmado que, según la legislación ucraniana, ese tipo de llamadas son estrictamente confidenciales y que Zelenski no puede ser obligado a entregar la transcripción o un resumen de la conversación.

Además, ha señalado que escuchó a Trump mantener conversaciones telefónicas con el anterior mandatario ucraniano, Petro Poroshenko, y que nunca escuchó a Trump hablar de Biden en esos contactos ni intentar conseguir favores personales a cambio de la ayuda militar de Estados Unidos.

“El estilo y la forma en que Trump se comunica era probablemente similar pero el contenido era distinto. Eso es todo lo que puedo decir sin desvelar detalles”, ha concluido.