POLÍTICA
09/08/2021 04:22 CEST

El Gobierno asegura que la ampliación de El Prat aumentará en un 25% la zona protegida del Delta

“No solo compensaría las zonas de especial protección de la Red Natura 2000 afectadas, sino que crearía un nuevo espacio natural".

Isabel Infantes/Europa Press via Getty Images
Raquel Sánchez, ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

La ampliación del Aeropuerto de El Prat y su reconversión en un ‘hub’ internacional permitiría aumentar a su vez en un 25% la zona natural protegida del Delta del Llobregat, según sostiene la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

La ministra y ex alcaldesa de Gavà (Barcelona), localidad vecina al aeropuerto, ha publicado este domingo un artículo en El Periódico en el que sale al paso de las numerosas críticas que la ampliación de El Prat, aprobada por el Gobierno y la Generalitat, ha suscitado entre grupos ecologistas y ayuntamientos como el de Barcelona.

“Como ex alcaldesa de Gavà, sé bien qué representa la grave responsabilidad de promover simultáneamente la prosperidad y la sostenibilidad medioambiental de un término municipal situado en el Delta del Llobregat”, argumenta Raquel Sánchez.

Modificar la Red Natura 2000

El “mestizaje” de valores medioambientales, económicos y residenciales que conviven en el Delta explican la necesidad, según la ministra, de modificar la Red Natura 2000 como exige la Unión Europea, de forma similar a como se ha hecho en otros países europeos, especialmente en Alemania.

Según Sánchez, el ‘hub’ propuesto “no solo compensaría las zonas de especial protección de la Red Natura 2000 afectadas, sino que crearía un nuevo espacio natural en el Delta del Llobregat, con una superficie adicional protegida medioambientalmente del 25% en relación a la actual”

La ministra asegura que la superficie protegida en la zona del Delta equivaldría al 20% de la de otra de las zonas especialmente protegidas de Cataluña, la de los Aiguamolls del Empordà, y que, al pasar a manos de Aena, el espacio natural dejará de ser particular “y constituirá un espacio natural abierto al público”.

“Si hacemos las cosas bien, la ampliación del aeropuerto conllevará más superficie protegida en el Delta del Llobregat y una protección más robusta”, sostiene Sánchez.