La campaña de Igualdad en playas trae cola: la autora se disculpa por usar imágenes sin licencia

La ilustradora reconoce haberse inspirado en modelos a las que ahora compensará, pero niega haber cobrado 84.000 euros como la acusan en redes.
Cartel de la campaña 'El verano también es nuestro' del Instituto de las Mujeres.
Cartel de la campaña 'El verano también es nuestro' del Instituto de las Mujeres.
MINISTERIO DE IGUALDAD/Europa Press

Parecía que el Ministerio de Igualdad había logrado ahuyentar –en parte– a los trolls machistas que criticaban la campaña por la diversidad de cuerpos, sobre todo gracias a la repercusión mediática internacional que ha generado la propia campaña.

Ahora, sin embargo, la polémica es otra. Este jueves, la modelo británica Nyome Nicholas denunció desde su cuenta de Instagram que Igualdad había utilizado su imagen sin su consentimiento para dicho cartel.

La modelo británica alabó la idea de la campaña pero criticó su “mala ejecución”. “Mi imagen está siendo utilizada por el Gobierno español en una campaña, ¡pero no me han avisado o preguntado para utilizarla!”, dice. “Podrían al menos etiquetarme”, ha lamentado. Al final de su mensaje en su perfil de Instagram, Nicholas mencionaba a la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra.

Concretamente, el cartel es una ilustración de la agencia ArteMapache en el que se observa a cinco mujeres con cuerpos diversos disfrutando en la playa durante el verano, entre ellas Nyome Nicholas.

La autora pide disculpas y repartirá los beneficios

Tras el revuelo, la propia ilustradora ha pedido disculpas a través de un hilo de mensajes en su perfil de Twitter por haberse inspirado en fotografías de modelos para la campaña y por haber utilizado también una tipografía “sin licencia”.

“Primero de todo me gustaría pedir públicamente disculpas a las modelos por haberme inspirado en sus fotografías para la campaña ‘El verano también es nuestro’ y por haber utilizado una tipografía sin licencia (pensando que era libre)”, señala la autora en su cuenta de Twitter.

La autora reconoce “justificada” la polémica en torno a los derechos de imagen de la ilustración, y considera que “la mejor forma de paliar los daños que se hayan podido derivar de mi conducta es repartir los beneficios que se derivan de este trabajo a partes iguales”.

4.490 y no 84.000 euros

A través de un hilo abierto en la red social, la creadora asegura que se está poniendo en contacto con las protagonistas del cartel y comprando la licencia de la tipografía “para solucionarlo cuanto antes”, y afirma que ha cobrado 4.490 euros por este trabajo y no 84.000 euros, como también se había denunciado, lo que ha sido corroborado por Igualdad.

“Mi intención jamás fue hacer abuso de su imagen, sino trasladar en mi ilustración la inspiración que suponen para mí mujeres como ellas Nyome Nicholas, Raissa Galvão... Su trabajo y su imagen deben ser respetados”, asegura la autora, que agradece a ambas su labor, “incluso en este caso”.

“Mi intención jamás fue hacer abuso de su imagen. Su trabajo y su imagen deben ser respetados”

Fuentes del Ministerio de Igualdad consultadas por Efe se han remitido a las declaraciones de la autora, de la agencia ArteMapache, ya que como órgano contratante este Departamento no tiene responsabilidad.

En los últimos comunicados en Twitter por parte de ArteMapache, la artista afirma que ya ha comprado la licencia del uso comercial de la tipografía utilizada en el cartel y que sigue “a la espera de obtener respuesta por parte de las modelos” para “poder solucionarlo rápidamente”. También aclara que ha “trabajado directamente” con el Instituto de las Mujeres, dependiente del Ministerio, y que no ha sido subcontratada, tal y como la acusan en redes aludiendo a un supuesto contrato de 100.000 euros que no se corresponde al del cartel de ‘El verano es nuestro’.

Sororidad

Feminismo de la 'A' a la 'Z': todas las palabras que deberías saber