La carta de Johnson a Macron sobre inmigración que agita la crisis entre Francia y Reino Unido

Provocada por la migración y el bloqueo del Canal de La Mancha por parte de los pescadores.
Boris Johnson, primer ministro británico.
Boris Johnson, primer ministro británico.
BEN STANSALL via Getty Images

La relación entre Francia y Reino Unido no vive su mejor momento y la crisis diplomática entre ambos países es un hecho. Además, la publicación en Twitter una carta de Boris Johnson a Emmanuel Macron en la que invita a Francia a que recupere a los inmigrantes que atraviesan el Canal de La Mancha ha agitado la polémica.

“Estoy sorprendido de estas formas, no son serias”, apuntó desde Roma el presidente francés, Emmanuel Macron, que advirtió que la invitación a la responsable de Interior británica, Priti Patel, volverá a estar sobre la mesa si el Gobierno británico “decide comportarse con seriedad”.

Entre otras propuestas, Johnson pide a Macron “patrullas conjuntas para evitar que salgan más embarcaciones de las playas francesas”, el despliegue de tecnología y patrullas en las aguas de cada uno y un acuerdo bilateral con Francia sobre “devoluciones”, así como negociaciones para establecer el acuerdo de retornos entre Reino Unido y la Unión Europea.

Pero París, que culpa a Londres de mantener una doble moral con un mercado laboral que favorece la contratación de mano de obra clandestina, considera que haciendo pública esta carta está valiéndose de la crisis para sacar rédito político en su país.

El Ministerio francés de Interior anunció a primera hora de la mañana que retira la invitación al Reino Unido de la reunión que debe celebrarse este domingo en Calais entre los responsables de migración de la Comisión Europea, Holanda, Bélgica, Alemania y Francia, y en la que de momento Londres no estará presente.

Nuevo desencuentro diplomático

Interrogado sobre la polémica que vuelve a poner en evidencia la delicada relación entre el Gobierno de Macron y el de Johnson, el portavoz del Ejecutivo francés, Gabriel Attal, tachó la misiva de “pobre en el fondo y fuera de lugar en la forma”.

“No respeta todo el trabajo de nuestros guardacostas, policías, gendarmes, socorristas en el mar. En el fondo propone un acuerdo de reubicación que no es evidentemente lo que se necesita para solucionar el problema”, dijo.

“Estamos hartos de dobles discursos y de externalizar los problemas”, añadió.

Este desencuentro es un nuevo episodio en la escalada de tensión entre ambos países, que se ha pronunciado tras la ejecución del Brexit.

A finales de octubre, Francia dio un ultimátum a Londres por la falta de concesión de licencias a sus pescadores, un documento necesario tras el Brexit para poder faenar en aguas británicas.

Las cosas de Boris Johnson

Popular in the Community